Etiquetas

, ,


Como de la familia_135X220Sinopsis: Como si de un potente haz de luz se tratara, la incisiva prosa de Paolo Giordano ilumina los rincones íntimos de una joven pareja que, convencidos de haber enterrado los viejos tabúes del matrimonio tradicional burgués, ven cómo el espejo de armonía y felicidad que refleja sus vidas se resquebraja con la muerte de la mujer que cuida de su casa y de su hijo, la señora A., que se revelará como el auténtico pilar de un equilibrio mucho más precario de lo que parece.

Narrada en primera persona por el protagonista masculino, la historia se acerca a la experiencia del amor por caminos inesperados, despertando interrogantes acerca de la profundidad y la solidez de los lazos amorosos. Así, cuando su existencia se tambalea, Nora y su marido han de enfrentarse al temor de descubrir en lo cotidiano la insinuación del abandono y la soledad.

Si en la anterior entrada hablaba de las enfermedades del alma hoy nos toca las enfermedades del cuerpo, en este caso el cáncer, la epidemia de nuestros días.

Cuando Nora se queda embarazada tiene que mantener reposo entonces el matrimonio protagonista decide contratar a alguien para que este a su lado, y es cuando aparece en sus vidas, Anna, la que en toda la novela llamaran la señora A o cariñosamente Babette, pero se integrará tanto en la rutina familiar que cuando nace Emanuele, deciden que sera su niñera.

La señora A establece una disciplina férrea en la casa, de hecho en ocasiones si se permiten traer comida de fuera de casa lo hacen cuando no esta ella y después se encargan de que no quede ningún rastro del “delito”. El niño mostrara más debilidad por Babette que por sus padres en muchas ocasiones y las opiniones de la señora A son fundamentales para Emanuele.

Pero un día sin más ni más la señora A les dice al matrimonio que no va a volver, ellos no se explican que de la noche a la mañana les abandone, hasta que les dice que no se encuentra con fuerzas, que ya ha llegado la hora de retirarse.

Nora la llama para ver que tal se encuentra y esta le dice que tiene cáncer de pulmón, a partir de aquí sera la lucha contra el cáncer, contra la enfermedad y las palabras que lo definen que en muchas ocasiones no las entendemos o no las queremos entender.

Babette, mujer coqueta por excelencia, pasará por todo tipo de tratamientos como quimioterapia para vencer a la enfermedad aunque se encuentra en un estadio avanzado, creo que uno de los capítulos más emotivos es cuando nuestro narrador va con la señora A. a comprar una peluca y a ella le parece que es muy semejante a su pelo y le dice que sorprendan a Nora que probablemente no se dará cuenta del cambio.

También buscara la solución en las medicinas alternativas, esas que prometen falsas soluciones y que hoy en día son una presencia constante en nuestra vida.

La presencia de la señora A había pasado a formar parte del equilibrio del matrimonio, ahora sin ella ambos se plantean demasiadas cosas, sobre todo Nora. Y ambos tienen dificultades para manifestar sus sentimientos.

La novela es un tanto autobiográfica puesto que el autor tuvo también una niñera como Emanuele y la cercanía de alguien muerto de forma semejante a la Señora A.

Creo que Giordano siempre da el enfoque adecuado a los temas que trata, en este caso no se anda con miramientos a la hora de hablar del cáncer y lo que trae tras de si.

Reseña en La Vanguardia

Anuncios