El día del libro, la semana del libro o lo que sea del libro.

Etiquetas

,


Mañana es el día del libro, pero las celebraciones ya han comenzado en todos los lados, en Santander comenzó ayer y durará toda la semana que viene.

Yo me hago una pregunta ¿sirve de algo el día del libro? además de que las librerías aumenten sus ventas que es lo único que veo de bueno al asunto. Los que leemos habitualmente nos da un poco igual el día del libro, al menos a mí, si en ese momento me apetece comprarme un libro lo compro, pero no es una necesidad imperiosa.

Esta claro que en España no se lee demasiado, pero tampoco pensemos que se lee poco y ante todo no juzguemos lo que se lee. Corren ríos de tinta por las redes sociales en los últimos meses de que en nuestro país un 40% de la población no posa los ojos sobre un libro. Y yo me pregunto ¿por qué muchas veces se juzga a la gente que no lee o que no lee una calidad literaria que nos parece adecuada? En cuestión de lectura como en otros aspectos de la vida cada uno tiene sus necesidades, sus límites y se lo toma de una manera u otra: gusto, ocio, aprendizaje, escape de la realidad o desde mi punto de vista, clases de pedantería por determinados lectores.

En el caso de que no leas, también gozas de todo mi respeto, tal vez la vida no permita a todo el mundo leer: demasiado trabajo, responsabilidades, el cansancio al llegar a casa hace que sea más fácil ponerse delante del televisor que leer un libro. O un trabajo difícil hace que sea más llevadero leer obras ligeras con las que no romperse la cabeza que grandes obras. O simplemente no te gusta leer.

Como bibliotecaria el respeto a los usuarios para mí está por encima de todo, y respeto igual al lector que se lleva a Cicerón, Flaubert, Cervantes o cualquiera de las grandes plumas de la historia de la literatura que a aquellos que se llevan novelas de amor, policíacas que siempre se han considerado de segundo orden  u obras menores porque es lo que les motiva. Todos tienen mi respeto y mi admiración. ¿Por qué? Porque todos ellos encuentran un rato de su ocupada y estresante vida (porque parece que todo el mundo tiene ese tipo de vida hoy en día) para leer unas líneas.

No nos engañemos, en los tiempos que corren en los que todo lo hacemos deprisa y corriendo, desde el trabajo hasta nuestras vacaciones, en las que tenemos que visitar todos los monumentos y lugares imprescindibles de la ciudad a la que vayamos, leer es una especie de lujo para la población, puesto que necesita de tiempo y bastante tiempo y eso es lo que los habitantes de nuestro mundo parece que carecen. Las máquinas han venido para quedarse y roban mucho de ese tiempo a los humanos. Pero a veces esas maquinitas nos traen noticias del mundo real, los libros nos hacen evocar y sentir pero a mí en ocaiones me gustaría que me abandonaran un poco.

Muchas veces los lectores somos implacables con los no lectores, y creo que estamos equivocados. La cultura y sobre todo el aprendizaje y la tolerancia está en otros aspectos de la vida, como en una charla con alguien a quien aprecias o con alguien con quien no tienes afinidad que también se puede aprender y mucho.

Para terminar diré que esto no es una apología de la no lectura, si hay algo que me gratifica en esta vida es que alguien me diga que les ha gustado mucho el libro que les he recomendado. Los usuarios y amigos que vienen a la biblioteca a que les sugiera libros son personas que me hacen mucho más feliz como bibliotecaria y como persona porque me siento más realizada. Pero también tienen todo mi respeto aquellos con los que no coincido en absoluto en las lecturas o que no le dedican tiempo al asunto por las razones que a ellos les parezcan. Los lectores y los que nos dedicamos al mundo del libro en cada una de sus facetas no somos dioses, que a veces lo parece.

David Foenkinos. La biblioteca de los libros rechazados

Etiquetas

, , ,


En Crozon (Bretaña), un bibliotecario llamado Jean-Pierre Gourvec, decide albergar todos los manuscritos que han sido rechazados por los editores. Esto no es ninguna originalidad ya se había hecho en la  Brautigan Library en Vermont. Nuestro hombre un amante empedernido de los libros adaptará el modelo americano a la localidad bretona. (El americano es real, el de Bretaña es producto de la imaginación de Foenkinos).

Delphine, una joven editora de Crozon, y su marido Fredéric, un escritor fracasado, están pasando las vacaciones con su familia en el pueblo, descubren la existencia de esa biblioteca tan peculiar, se acercarán a ella y hallan un manuscrito llamado: “Las últimas horas de una historia de amor” que les parece una autentica maravilla.

Indagando en la historia del libro, parece ser que lo escribió un tal Henri Pick que regentaba una pizzería en la localidad. Cuando van a visitar a su mujer Madeleine, esta les dice que su marido está muerto, que jamás le había visto leer y menos escribir ni una sola página.

La editora se  lanza a la publicación del libro que se convertirá en  bestseller y  cambiará la vida a muchas de las personas relacionadas con él. La hija del autor que recibe tras la publicación del libro la visita de su exmarido. ¿Pero cuáles son sus intenciones?

La bibliotecaria que continua al frente de la biblioteca desde la muerte de Jean-Pierre Gourvec, verá su tranquila vida tambalearse cuando aparece un joven a depositar un libro.

Un crítico literario en horas bajas al que le parece todo un poco extraño acude a Crozon a investigar quien era ese escritor desconocido que ha sido capaz de escribir esa novela tan mediática en torno a Pushkin, autor poco leído en Francia, allí se enterará por medio de una carta del padre del supuesto escritor a la hija, que algo raro pasa con el libro.

El pueblo se convierte en un hervidero de turistas y de escritores que no han tenido éxito con su obra que ven en la biblioteca una oportunidad de un alentador futuro.

La biblioteca de los libros rechazados nos relata un fenómeno habitual en nuestros dias la proliferación de escritores, en ocasiones tantos como lectores, la cantidad de manuscritos que llegan a las editoriales y que en ocasiones no son leídos por carecer de interés y la autopublicación que nos lleva a tiempos de Proust.

Margaret Mazzantini. Esplendor

Etiquetas

, ,


Si por algo se caracteriza Margaret Mazzantini es por enfrentarnos a historias de amor que se salen de lo convencional y narrarnoslas de una manera sensible con toques de brusquedad en la forma de relacionarse sus protagonistas, ya lo hizo con excelente maestría en No te muevas llevada al cine por su marido el director Sergio Castellito y ahora lo vuelve a hacer con Esplendor,  en un contexto y con unos personajes totalmente diferentes.

La novela comienza en los años 70, Italia vive los años de plomo, relata la historia de dos niños vecinos, Costatino: el hijo del portero, un tanto rudo pero sobre todo un chaval noble y Guido, un joven hijo de pequeños burgueses al que le persigue siempre un aurea de eterna tristeza. Porque Guido esta marcado por la ausencia de esa madre a la que adora pero no comprende, a la que  convierte en una figura idealizada, frente a ese padre rígido.

Al llegar la adolescencia surge entre los jóvenes una historia de amor, que al menos a Guido, el narrador de la misma, le perseguirá toda la vida. Un amor que les trastorna y hace que cambie su manera de percibir el mundo, para Guido se pone de relieve su verdadera identidad, aunque el rechazo de la sociedad hace que le cueste reconocerla en público.

A pesar de la pasión, las dudas, el verdadero amor, las circunstancias hacen que los dos jóvenes vivan en universos separados aunque siempre saben que comparten el mismo planeta. Guido se irá a vivir a Londres y emprenderá una vida de profesor de universidad, en la que le acompañan personajes amables y comprensivos pero siempre ahonda en él la nostalgia, no de Roma, sino de Costatino.

Costatino seguirá en Roma se convertirá en un hombre con una posición acomodada y una vida rutinaria con su restaurante, lo que nos hace ver la autora es que parece que este último esta más conforme con su vida que Guido.

Esplendor es una maravillosa historia de amor homosexual narrada por Mazzantini presentándonos unos personajes en los que aflora la vergüenza, la venganza, las múltiples heridas que cuesta cicatrizar, la complicidad y al final nos lleva a un lugar inesperado en el que tal vez nada nunca ha sido lo que parece.

“La mejor parte de la vida es la que no podemos vivir, Guido”

Care Santos. Media vida

Etiquetas

, , , , ,


El 29 de julio de 1950 marcó un antes y un después para cinco adolescentes en un internado. Jovenes a las que les une el abandono por parte de sus progenitores, cuando cuentan con ellos.

Es el cumpleaños de las gemelas Olga y Marta, cuando se acerca la noche juegan a “acción o verdad”. Olga, maestra de ceremonias, hace que el juego se convierta en un incidente que dejará huella en sus vidas para siempre.

Las adolescentes son las gemelas: Marta y Olga, Lolita, Julia y Nina. Tras esa noche no volverán a ver a Julia nunca más, oyen gritos, pero hacen oídos sordos y al día siguiente parece que la vida ha pasado sin que nada hubiera sucedido.

Treinta y un años más tarde, a raíz de que Marta va a abrir un restaurante, la antigua maestra de ceremonias propondrá un reencuentro de las cinco, ahora ya mujeres, las cuales han tenido una vida muy dispar.

Corre el año 1981, es el día de la boda de Carlos y Diana, una boda tan ficticia como la de alguna de ellas y la lluvia se ha cebado con la ciudad. La cena será un momento de confesiones en el que la mayoría se da cuenta que su vida no ha sido lo que hubieran deseado, a pesar de que alguna de ellas se niega a reconocerlo, como es el caso de Olga, que es la perfecta ama de casa, esposa y madre de cinco hijos, casada con un reputado doctor como mandan los cánones de la época.

Su hermana Marta es una historia muy diferente, podía haber llegado a ser una buena escritora pero se quedo en los libros de cocina, siempre ansió tener hijos, pero no llegaron y la vida con su marido no es un camino de rosas. A pesar de ser “famosa” por su literatura culinaria, su programa de radio… ella sólo se ve como un objeto decorativo de la editorial regentada por su marido.

Nina es una mujer alegre que tuvo su primer hijo a los dieciséis años, al llegar el segundo su marido la dejó, ahora que sus hijos son adultos ella se refugia en los brazos de todos los hombres que la dan una alegría.

Olga, a los cuarenta y tantos es una mujer embarazada a punto de dar a luz que ha tenido una vida marcada por la constante espera a un hombre mayor que ella, con el que se caso y vivió unos días más grises que de colores. Tal vez el nacimiento de la criatura sea el gran premio a esa espera.

Julia es la gran incógnita para todas, saben que se ha convertido en una política famosa que ha impulsado la ley del divorcio y es diputada por las Cortes. Tan sólo Marta mantiene algún contacto esporádico con ella de lo que las demás no saben nada.

Es una historia de mujeres que vivieron en la dictadura, Care Santos nos quiere retratar ese papel secundario que ocupaban las mujeres, muchas de ellas brillantes, mas era mejor que ese lustre no saliera a la luz. Ante todo es una historia sobre la culpa, la culpa de unas amigas que abandonaron a otra en condiciones adversas y no se lo han perdonado, unas con más remordimiento de conciencia que otras.

La novela tiene un ritmo ágil, aunque con un tema tan trillado como el de la amistad hace que en algunas ocasiones no consiga el efecto deseado y no cale tanto como probablemente pretenda la autora.

Media vida ha sido la ganadora del Premio Nadal 2017

 

Carlos Salem. Matar y guardar la ropa

Etiquetas

,


Juanito Pérez Pérez para los amigos y familiares es un aburrido comercial cerca de los cuarenta, divorciado y con dos hijos y por otro lado en la misma persona está Número Tres, un asesino a sueldo sin escrúpulos. Tras realizar su último encargo decide tomarse unas vacaciones de un mes con sus hijos, pero le avisan de la empresa que tal vez tenga que cumplir otro encargo en la zona donde va a ir de vacaciones, esta correrá con los gastos de un camping nudista de Murcia en el que alguien debe morir. ¿Pero quién? Esto es lo que tiene que averiguar Número Tres.

Al llegar al camping con sus hijos coincidirá con la madre de estos y su nuevo novio, un importante juez, un antiguo amigo de la infancia tuerto y cojo, un detective que le sigue la pista desde hace tiempo , otro asesino a sueldo compañero de fatigas pero menos sofisticado que él y una trabajadora del camping llamada Yolanda que le dará unas cuantas alegrías. A su vez conoce a un personaje bastante peculiar llamado Camilleri, como el escritor, en un homenaje del autor al escritor siciliano.

Para número tres la vida en el camping no va a ser nada fácil, con tanto bellezón alrededor y el cargado de pudor por tener que estar desnudo en esas condiciones. Con tanta coincidencia de conocidos es como si montara un circo y le crecieran los enanos.

A medida que pasan los días está convencido de que el objetivo del asesino es él, lo que tiene que adivinar ahora es quien de ellos quiere matarlo: el juez, el asesino a sueldo, el policía.

La novela cargada de humor, en ese desdoblamiento de personalidad de nuestro hombre hace que nos preocupemos más por el timorato Juan Pérez que por número tres, pues esta identidad entrará en crisis, tras toparse con la cotidianidad de la vida, con su lado bueno y malo, nuestro hombre llega a plantearse si merece la pena la vida que lleva.

Pierre Lemaitre. Recursos inhumanos

Etiquetas

, , , ,


Alain Delambre, un hombre que en el pasado era director de recursos humanos en una gran empresa lleva cuatro años en paro, ha perdido toda esperanza de encontrar trabajo y se siente cada vez más marginado. Trabaja a tiempo parcial en una empresa cuatro horas de madrugada con un jefe al que detesta y un horario infernal.

Como un ciudadano modelo sigue apuntado al paro y de la noche a la mañana una empresa de reclutamiento considera su candidatura para trabajar en un puesto de recursos humanos semejante al que ocupaba, está dispuesto a todo con tal de conseguir el empleo y recuperar su dignidad, si antes mentía ahora las mentiras se van a convertir en una constante en su vida. Mentirá a su mujer Nicole, embaucará a su hija Mathilde para que le deje parte del dinero que tiene ahorrado para las arras de ese piso que se va a comprar y todo para qué,  para poder participar en la prueba final del proceso de selección: un simulacro de toma de rehenes. Debe investigar las debilidades de los trabajadores que en ese momento están ocupando el puesto que él se merece, por lo tanto se pone manos a la obra, contratará a un investigador que le ofrezca trapos sucios de sus posibles contrincantes.

Cuando comienza el juego de rol se convertirá en un juego de locura puesto que Alain con toda la información que maneja hace titubear a los jugadores, a partir de aquí la novela da un giro en el que vemos a nuestro protagonista cargado de ira, pero sin perder la perspectiva aunque no lo parezca, y la prueba final para la contratación no va a tener nada que ver con lo habían planificado sus supuestos jefes.

Pierre Lemaitre dibuja un personaje, porque ante todo creo que es un escritor de personajes, dentro de una trama que hace que le odies en las más de las ocasiones, por descuidar a su familia y anteponer su “supuesta desgracia” a la vida de los que le rodean. En otras ocasiones empatizas con él puesto que es un hombre de 56 años que sabe que ya no tiene un futuro laboral por delante, ya tiene fecha de caducidad, y se le presenta la ilusión de su vida y sobre todo la de gratificar y llegar a ser alguien ante su familia, puesto que él vive su condición de parado como la de un paria, una carga para su mujer pues no está al mismo nivel que ella, algo que a Nicole no le importa.

Si algo caracteriza al francés es que sabe hacer aflorar las emociones de los lectores, al menos a mí me ocurre. Leia un comentario en una reseña de alguien que no habia leído el libro, como algo que no la interesaba porque era algo fantástico o que no ocurre. Parece que vivimos en la luna, ¿a cuánta gente han prejubilado o mandado a la calle con cincuenta y tantos y han contratado mano de obra más barata porque les resulta más rentable? Recursos inhumanos es un fiel reflejo de la sociedad actual, tal vez un poco exagerado porque a Lemaitre siempre le gusta llevarte al límite, producir angustia, pero es el día a día de los años que nos ha tocado vivir.

Natalia Ginzburg. Léxico familiar

Etiquetas

, , , , , ,


lexicoLéxico familiar nos habla de los Levi, la familia de Natalia Ginzburg, puesto que la novela tiene carácter autobiográfico, es más se puede leer como una biografía novelada o una novela biográfica. Natalia Ginzburg en su origen Levi, nace en Palermo en el seno de una familia judía y antifascista que  posteriormente se trasladan a  Turín, en el norte de Italia, donde transcurre la historia desde 1930 hasta 1950.

El matrimonio Levi, un matrimonio un tanto atípico, tuvo cinco hijos, tres hijos: Gino, Alberto y Mario y dos hijas: Paola y Natalia, esta última, la pequeña de la familia y la narradora de la historia. No me extraña que la historia se llame Léxico familiar puesto que la familia tiene un idioma propio a la par que secreto.

Un padre protestón, ateo y librepensador que continuamente esta riñendo a sus hijos por todo lo que hacen sobre todo cuando se cierne sobre ellos la época del matrimonio. Una madre lectora incansable de Proust, un personaje leído en muchas novelas, inconformista en ocasiones y cuando llega a la vejez mucho más temerosa, amante de sus hijos y de sus modistos. En ocaiones se nos presenta un tanto frívola pero es una mujer que ante todo sostiene el hogar. Con su hija Natalia mantiene una relación más distante que con Paola, con la que tiene más afinidad, es más la madre siempre dice de Natalia que no la da cordel.

Todo se desarrolla en una época en la que Italia esta dominada por el fascismo de Mussolini y nuestra protagonista trabaja en la editorial Eiunadi, donde encontraremos a personajes como su marido el antifascista Ginzburg, o el escritor Cesare Pavese y su posterior suicidio.

A pesar de estar presente la muerte de su marido, el suicidio de Pavese, el destierro de la autora con Leone Ginzburg en los Abruzzos y las penalidades de algunos de sus hermanos que tienen que partir al exilio, Natalia Ginzburg no cae nunca en el melodrama, es más en algunas ocasiones le pone un toque de humor como en el caso de su hermano Mario, que es capturado cuando llevaba propaganda antifascista, escapa por el río Po y los suizos le recogen. A partir de ese momento la vida de Mario cambia totalmente y ya no volverá a ser el italiano pulido de antaño.

La historia relata la situación política que vivió Turín en esta época y la oposición que se vivió en el mundo cultural al fascismo, al menos en el que rodeaba a Natalia Ginzburg, pero me da la impresión de que era algo más generalizado.

Me ha gustado especialmente la descripción que hace de Pavese, con este párrafo tan elocuente,  pues así me le imagino yo.

“Acogía el amor como un trabajo febril. Le duraba un año, dos años. Después se curaba, pero se quedaba trastornado y extenuado, como quien vuelve a levantarse tras una grave enfermedad”

Algo que se le da especialmente bien a Natalia Ginzburg es la delineación de personajes es como si te estuvieran hablando al oído, como si vieras sus gestos…

Maj Sjöwall, Per Wahlöö. Los terroristas

Etiquetas

, , ,


los_terroristasLos terroristas es la última novela escrita por Sjöwall y Wahlöö de la serie del comisario Martin Beck.  El mismo año que se publicó los terroristas moría Per Wahlöö de un cáncer de páncreas. De todas formas iba a ser la última novela de la saga.

La historia narrada en los terroristas  no sólo es una novela negra sino que ante todo cuestiona el modelo del bienestar sueco; a la policía, los servicios sociales, la monarquía y al gobierno que parece ser tan democrático y progresista y nuestros autores lo ponen en tela de juicio.

En la novela se desarrollaran tres tramas, pero la principal es la visita oficial de un senador americano poco recomendable y con unas ideas un tanto radicales a Estocolmo. Las diversas policías suecas deben coordinarse para vigilar al senador y para ello ponderan al frente de todas ellas a Martin Beck, algo que no le apetece en exceso. Sabe que supone problemas principalmente con la Sapo puesto que estos piensan que son los que deben controlar el tema. Tanto los atentados ocurridos recientemente en el país como la personalidad del político hacen que las autoridades teman que se vaya a producir una acción terrorista.

Antes de pasar al tema del senador nuestros detectives se encuentran siguiendo el juicio de caso de Rebecka Lind, una joven que fue a pedir un préstamo al banco y como no tenía quien la avalara ni dinero, no le prestaron nada ¿Os suena? Rebecka en vista de lo ocurrido va al banco y pide que la den el dinero y se lo metan una bolsa. Es acusada de ladrona  y aquí es cuando aparecen dos personajes curiosos: Un abogado apodado el Revientapleitos y un fiscal apodado el Bulldozer a cada cual más llamativo. Volverán a aparecer a lo largo de la historia.

El segundo caso con el que tropiezan es el del asesinato de un director de cine porno sin ningún tipo de escrúpulos a la hora de contratar jovencitas para sus películas, vuelve a entrar en escena Rebecka Lind que fue a pedirle trabajo, pero viendo los requisitos y el abuso de la productora salió literalmente desnuda del local.

A partir de aquí la novela se centra en la visita del desagradable senador americano, en un primera parte de la gira europea está visitando España y envían a Gunval Larsson para tantear el terreno en nuestro país y lo cierto es que la visita no es ningún éxito, puesto que se produce un atentado en el que hay varias víctimas mas el senador sale vivito y coleando y Larsson también.

La trama terrorista se centra en un grupo internacional llamado la ULAG, que  sembrará el caos en todos aquellos regímenes como el sueco para favorecer el racismo. A partir de este momento es cuando la novela hará una critica política y social al modelo sueco, a la policía corrupta y al régimen de Olof Palmer, los autores no dejan títere con cabeza, pero lo positivo de la historia es que al menos no fue una novela censurada, en el país se admitía el fallo del modelo, al menos deduzco esto.

Los personajes protagonistas en esta última entrega han evolucionado y se han vuelto más afables y Martin Beck tiene más ganas de vivir desde que conoció a su nueva pareja, hasta Larsson resulta mucho más simpático.

Dentro de la novela negra nórdica son los mejores autores y más comprometidos con la sociedad, lo que ha venido después sólo me han parecido sucedáneos, a pesar del éxito de Mankell, no me parece comparable a ellos. De los que han aparecido después, no merecen demasiada atención.

Maylis de Kerangal. Reparar a los vivos

Etiquetas

,


Subir a la tabla, nadar con ella, pillar la ola y deslizarte con soltura soltando adrenalina por todos los poros de tu cuerpo, eso es lo que siente Simon Limbres antes de subir con sus amigos en la  camioneta tras una mañana de surf. Después, la muerte cerebral, chocan contra un árbol y mientras sus amigos sobreviven Simon, un joven de 18 años se queda en coma y es el donante perfecto, ahora es el momento de coger los órganos, hablar con la familia, intentar convencerlos, apenas hay tiempo  y da la impresión que se está mercadeando un poco con el tema o esa es mi sensación.

Y salvar, tal vez, una vida o varias, puesto que en la donación de órganos puedes donar todos los órganos sanos que tiene tu cuerpo, ahora viene lo duro, hablar con los padres, pero no es el cirujano eminente quien hablará con Marianne y Sean, padres del joven que se encuentran en estado de shock, sino que para ello esta Thomas Remige, enfermero especialista en trasplantes, rara avis, que es capaz de gastarse tres mil euros en un canario y que tiene la capacidad de empatizar con la familia, es quien debe convencer a los padres, enfrentarse al conflicto. La situación no es fácil, el padre en un principio se opondrá y la madre parece que acepta pero cuando le hablan de los ojos, es como si le estuvieran robando a su hijo por completo, porque al fin y al cabo el corazón, los riñones, el hígado etc, no los vemos, pero los ojos sí, y pueden recordar tantos momentos…

A partir del instante en el que los padres acceden tras hablarlo, se mueve una burocracia hospitalaria de teléfonos en todos las ciudades del país, receptores de todo tipo, aunque con un chico joven los receptores ideales serán los niños, con quien más se recrea Kerangal es con la mujer que va a quedarse con el corazón.

El tema de la donación de órganos creo que es un tema difícil de tratar, a pesar del éxito del libro a mí no me ha conmovido en absoluto nada de él, me ha parecido una especie de documental en el que se habla mucho de médicos y en ocasiones no de su valía, sino de su fama, de los modelitos que se gastan y en que gastan el dinero, vale que los médicos son personas normales y corrientes como todo el mundo, pero la autora creo que frivoliza tanto a los pacientes, como a los familiares y los médicos y por supuesto los amigos del joven ni aparecen, podría haber sacado partido del tema, como les afecta.

David Bergelson. Al final del todo

Etiquetas

, , ,


Calificada como la gran novela yiddish de la literatura, Bergelson sitúa la trama en los agitados años de la decadencia del Imperio Ruso, un período de transición en el que la pequeña burguesía judía intenta en vano preservar su identidad cultural.

Mirel Hurvits es una joven que lo único que desea en su vida es conservar su identidad y su independencia, ya al comenzar la novela cancela un futuro matrimonio con un joven llamado Velvl Burnes del mismo shtetl donde vive, pequeña ciudad propiedad privada de la nobleza poblada por judíos. A partir de este momento se genera un pequeño revuelo en torno al personaje protagonista, la cual en la primera parte de la novela siempre aparece acompañada de un joven cojo, que se dedica a impartir clases y que está enamorado de ella, porque ese es el mal que acompaña a Mirl, que todos los hombres caen rendidos a sus pies.

La novela estructurada en cuatro partes en la segunda nos presenta la decadencia de la tradicional familia de la joven hundidos en la bancarrota, ante esto se plantean que nunca podrán casar a su hija puesto que no disponen de dinero para la dote, pero un joven enamorado de Mirl llamado Shmulik Zaidenovski desea tan fervientemente casarse con la muchacha que no quiere dote, los padres apalabraran la boda mientras la comprometida se opone al matrimonio pues no siente nada por el hombre con el que se va a casar.

Contraen matrimonio con una serie de condiciones por parte de la novia, pero a partir de ese instante comienza el principio del fin para la joven que será desgraciada con su marido y con la familia de este que es con la que tiene que convivir, en ocasiones se la verá sola caminando por la ciudad y hablando con un joven enamorado lo que da pábulo a todo tipo de murmuraciones. La vida de Mirel es aburrida y se sucede un día tras otro sin que llegue una primavera para ella, siempre vive en un continuo invierno. Este matrimonio de conveniencia la desintegra de tal modo que al final de la historia no sabe realmente lo que quiere, o si perdió el tren que se acerco y dejo escapar y se convierte en una mujer triste que vagabundea por el mundo sin esperanzas.

Mirel Hurvits –comparado en ocasiones con madame Bovary de Gustave Flaubert–, es una bella, triste, inteligente mujer que se debate entre la tradición y la modernidad, la búsqueda de un sentido para su vida y el rechazo al rol femenino en la sociedad de la época.

Es muy elocuente el párrafo final de la novela refleja todo el espíritu de la misma.