Etiquetas

, , , , ,


El 29 de julio de 1950 marcó un antes y un después para cinco adolescentes en un internado. Jovenes a las que les une el abandono por parte de sus progenitores, cuando cuentan con ellos.

Es el cumpleaños de las gemelas Olga y Marta, cuando se acerca la noche juegan a “acción o verdad”. Olga, maestra de ceremonias, hace que el juego se convierta en un incidente que dejará huella en sus vidas para siempre.

Las adolescentes son las gemelas: Marta y Olga, Lolita, Julia y Nina. Tras esa noche no volverán a ver a Julia nunca más, oyen gritos, pero hacen oídos sordos y al día siguiente parece que la vida ha pasado sin que nada hubiera sucedido.

Treinta y un años más tarde, a raíz de que Marta va a abrir un restaurante, la antigua maestra de ceremonias propondrá un reencuentro de las cinco, ahora ya mujeres, las cuales han tenido una vida muy dispar.

Corre el año 1981, es el día de la boda de Carlos y Diana, una boda tan ficticia como la de alguna de ellas y la lluvia se ha cebado con la ciudad. La cena será un momento de confesiones en el que la mayoría se da cuenta que su vida no ha sido lo que hubieran deseado, a pesar de que alguna de ellas se niega a reconocerlo, como es el caso de Olga, que es la perfecta ama de casa, esposa y madre de cinco hijos, casada con un reputado doctor como mandan los cánones de la época.

Su hermana Marta es una historia muy diferente, podía haber llegado a ser una buena escritora pero se quedo en los libros de cocina, siempre ansió tener hijos, pero no llegaron y la vida con su marido no es un camino de rosas. A pesar de ser “famosa” por su literatura culinaria, su programa de radio… ella sólo se ve como un objeto decorativo de la editorial regentada por su marido.

Nina es una mujer alegre que tuvo su primer hijo a los dieciséis años, al llegar el segundo su marido la dejó, ahora que sus hijos son adultos ella se refugia en los brazos de todos los hombres que la dan una alegría.

Olga, a los cuarenta y tantos es una mujer embarazada a punto de dar a luz que ha tenido una vida marcada por la constante espera a un hombre mayor que ella, con el que se caso y vivió unos días más grises que de colores. Tal vez el nacimiento de la criatura sea el gran premio a esa espera.

Julia es la gran incógnita para todas, saben que se ha convertido en una política famosa que ha impulsado la ley del divorcio y es diputada por las Cortes. Tan sólo Marta mantiene algún contacto esporádico con ella de lo que las demás no saben nada.

Es una historia de mujeres que vivieron en la dictadura, Care Santos nos quiere retratar ese papel secundario que ocupaban las mujeres, muchas de ellas brillantes, mas era mejor que ese lustre no saliera a la luz. Ante todo es una historia sobre la culpa, la culpa de unas amigas que abandonaron a otra en condiciones adversas y no se lo han perdonado, unas con más remordimiento de conciencia que otras.

La novela tiene un ritmo ágil, aunque con un tema tan trillado como el de la amistad hace que en algunas ocasiones no consiga el efecto deseado y no cale tanto como probablemente pretenda la autora.

Media vida ha sido la ganadora del Premio Nadal 2017

 

Anuncios