Etiquetas

,


jambalaya_Hete aquí una guía para sobrevivir en Montauk, un tranquilo pueblo de pescadores invadido por miles de surfistas y hipsters de Nueva York. Un tratado teórico-práctico sobre la masturbación y el sexo de los astronautas. Un compendio de las excentricidades de varios tipos de escritor que conviven en una granja aislada. Un ensayo sobre el neuromarketing, la obesidad y los efectos de la dispersión urbana en la salud física y mental de la población americana. Una retahíla de postales sangrantes sobre la vida literaria barcelonesa. La reconstrucción de la infidelidad que hizo célebre a Max Frisch con la novela Montauk. Un reportaje gonzo sobre Walmart, Amazon y el alcoholismo de los escritores. Una galería de retratos de emprendedores de todo pelaje que gustará a la gente de derechas. Un estado de la cuestión sobre la pornografía en la era de internet. La crónica de una revuelta ciudadana contra el turismo low cost. Un combate de diversos rounds dialécticos entre un dramaturgo legendario y cinco aprendices de autor. Un manual para prevenir la enfermedad de Lyme. Un elogio de la arquitectura-objeto y una clase magistral de fotografía documental. Y también una historia de amor; o unas cuantas. (Sinopsis de la editorial).

Jambalaya es todo lo dicho anteriormente y más. Un escritor que ha publicado una única novela de la cual sólo ha vendido unos 650 ejemplares, (el está convencido de que ha vendido muchos más) es aconsejado por otros escritores, unos les dicen que se busque un agente literario y otros que no, finalmente decide que buscará un agente pues su obra no triunfa.

La agente le aconseja que cambie de temática y estructura porque si sigue así no se comerá nada. Nuestro autor ira a Estados Unidos, concretamente a Montauk lugar en el que Edward Albee, autor de ¿Quién teme a Virginia Wolf? tiene una residencia para escritores becados, donde ellos pueden crear libremente, los que crean puesto que la mayoría de los que van por allí sobre todo el sexo masculino lo que hace es darle a la priva, comer jambalaya y poco más. Mientras que una de las autoras sera mucho más constante y en ese tiempo le dará para escribir una novela y parte de otra.

Jambalaya refleja el reto de escribir una segunda novela, el miedo al papel en blanco y a su vez es una crítica al sistema americano a sus grandes supermercados, a Amazon a todo aquello que quita puestos de trabajo.  El narrador nos habla de su admiración a autores como Vila-Matas o Max Frisch. En realidad habla de todo y opina de todo, ¿pero consigue escribir su segunda novela?

jambalaya-11

Anuncios