Etiquetas

, , ,


el-temblor Patricia Highsmith es sin duda la reina de la intriga psicológica y en esta novela podemos decir que llega al culmen de su obra manipulando al lector y presentándonos unos personajes que hace que por momentos los odies y otras veces sientas cierta cínica afinidad con ellos.

Howard Ingham, un escritor venido a menos que ahora se mantiene escribiendo guiones, le mandan de avanzadilla a Túnez, concretamente a Hammamet para que escriba el guión de una película. Van pasando los días y nuestro hombre no recibe ninguna carta de Nueva York, ni de su supuesta novia, ni del director de la película que debía de reunirse con él. Incapaz de avanzar en el guión comenzará una novela sobre un hombre bastante amoral que lleva una doble vida. En realidad toda la novela esta rodeada de una doble moral.

Ante esta situación, alojado en un resort trabará amistad con un americano llamado Adams, al que posteriormente Ingham denominará NEV: nuestro estilo de vida, personaje un tanto mojigato y ferviente anticomunista.

Completará el trío protagonista un pintor homosexual danés: Jensen, el cual  desconfía de los árabes, piensa que son unos vagos y unos vividores, llegando casi a odiarlos o sin el casi.

Nuestros personajes en un principio pueden parecer bastante anodinos, pero a medida que avanza la historia vemos la evolución en cada uno de ellos, sobre todo en nuestro guionista, el cual venía sin ningún tipo de prejuicios al país y saldrá de él totalmente cambiado.

Highsmith enfrentará el mundo occidental al mundo árabe, sus costumbres y la supuesta supremacía de los occidentales frente a los musulmanes, minusvalorandolos en las más de las ocasiones y en la sumisión de estos a la hora de realizar ciertas acciones para que su país pueda sobrevivir con el turismo, escondiendo incluso asesinatos.

De hecho Ingham una noche ve a un hombre degollado, cerca de su habitación del resort y pasa al lado de él como si fuera un ornamento más del país, no es capaz de denunciarlo, ni de preguntar. Al día siguiente el hombre ha desaparecido y no se vuelve a mencionar el tema por parte de nadie y si se menciona, nadie sabe nada.

La cosa pasa a mayores cuando roban a Howard, una noche oye ruidos y le da la impresión que alguien quiere entrar en la habitación, entonces tira su máquina de escribir contra la persona a la que ve moverse. Está seguro de que le ha dado y que lo ha podido matar. De hecho su máquina se rompe y no puede trabajar, cuando empieza a indagar, el tema es tabú.

Se lo comenta al danés ya que tiene más afinidad que con el americano y este le dice que no se preocupe, más o menos le viene a decir que un árabe menos no tiene demasiada importancia. Algo que le viene muy bien a Howard Ingham puesto que no tiene ningún remordimiento de conciencia, si es lo normal en el país pues no pasa nada.

A través de la historia la tejana nos enfrenta al conflicto arabe-israeli, la guerra de Vietnam y sobre todo al oriente/occidente de nuestro mundo. En esta visión nuestro hombre cada vez se va volviendo más totalitario.

Con tres personajes ofrece tres visiones del mundo diferenciadas, pero todas poco recomendables.

Anuncios