Etiquetas

, ,


duvrovskyKirila Pétrovich Troyekúrov es un señor feudal ruso, despótico con sus siervos y maneja a funcionarios y otros personajes relevantes de la Rusia de la época a su antojo, tiene un vecino llamado Dubrovsky, aunque es mucho más humilde y pobre que él es con el único de esta condición que mantiene una relación cordial, pues ambos han combatido en el ejercito y con ello crearon un vínculo. Su mayor afición es salir de caza juntos, hasta que un día surge una discusión entre ellos y no se volverán a hablar. A partir de ese momento el objetivo de Troyekúrov será quitarle las tierras a Dubrovsky.

Mediante artimañas judiciales consigue arrebatarle las tierras a su vecino, que no pasa a creerlo, esto llevará a Dubrovsky a enfermar del disgusto y posteriormente a la muerte. Tras la muerte de su padre su hijo tomará cartas en el asunto, quemará las posesiones de su progenitor y se convierte en un “bandido noble” que sólo robará a los terratenientes.

Dubrovsky para llevar a cabo su venganza se meterá en la boca del lobo, es decir en casa de Troyekúrov como tutor de su hija María, haciéndose llamar Desforges, nadie lo reconoce y a partir de ejercer como tutor de la joven esta se enamorará de él.

La segunda parte del libro se centra ya no en la venganza sino en la relación de los dos jóvenes y lo que ocurre cuando Troyekúrov se entera del tema, no os narro más porque a este paso os  relato la novela entera. En esta parte está todo el romanticismo de la novela, aunque en la anterior no deja de pintar a un héroe romántico que da a sus hombres lo que roba a los ricos, puesto que el dinero para él no tiene la más mínima importancia

Leí Dubrovsky hace al menos treinta años y me encanto, me pareció que la prosa de Pushkin era perfecta, puesto que con las palabras precisas es capaz de narrar una historia sin extenderse en grandes descripciones y rodeos como los autores de la época. El autor en ocasiones para aclararnos determinadas acciones que suceden en el libro se dirige directamente al lector.

Lo he vuelto a leer y me ha gustado tanto o más que la primera vez ya que la traducción creo que es mejor, no lo he leído en la portada que pongo arriba sino dentro de las Narraciones Completas que ha tirado Alba, muy recomendables.

«¿Suponen, acaso, que suena mejor por ser más largo?» Así reaccionaba Aleksandr S. Pushkin (1799-1837) contra aquellos «escritores que, considerando una vulgaridad expresar con sencillez las cosas más simples, pretenden animar una prosa infantil con muchas palabras y blandas metáforas»

Anuncios