Etiquetas

,


cieloUn hombre y una mujer, hijos de la España rural y caciquil de los años cincuenta, huyen a lomos de un Ford Sierra azul través del desierto de los Monegros. Amenazados por un misterioso perseguidor, buscarán cobijo en la finca que los vio crecer. Pero, ¿existe refugio donde protegerse del pecado original?

Lo anterior es la sinopsis de la editorial pero la obra de Guillermo Aguirre es difícil de definir: se habla de western ibérico, de road movie, pero yo creo ante todo que es un libro sobre sentimientos, dolor y culpa. Y sobre todo una historia sobre la justicia que imparten los hombres a su manera, una justicia que en ocasiones proviene del descuido de las mismas personas que la imparten.

En un principio no sabemos quienes son los personajes y que los une, no es hasta el final de la historia que se aclara todo y será Guillermo Aguirre quien nos conduce por los vericuetos de la misma con metáforas e historias como las que cuenta el camionero que aparece al principio, que son un poco el alma de la novela.

Gabriel y Helena son dos hermanos que han abandonado a sus familias para encontrarse tras un tiempo,  en un paisaje tan desolado como los Monegros ¿pero por qué esa necesidad de encontrarse? Os dejo con la pregunta, porque no es una novela de la que se pueda hablar mucho, es a ella a la que tenéis que escuchar.

Una historia dura, un reflejo de los años 40 del siglo pasado narrado por un hombre de nuestro siglo que parece que estuvo allí.

Anuncios