Etiquetas

, ,


gravedadAlpha Decay nos trae una obra inédita en castellano de la escritora austriaca Marianne Fritz, esta novela breve contrasta con la gran obra de diez mil páginas que estaba escribiendo cuando murió.

Berta una joven un tanto cándida se queda embarazada de Rudolph, un profesor de música que al poco tiempo muere en la guerra, este antes de morir en la contienda le pide a su mejor amigo, Wilhelm, un chófer, que si le pasa algo cuide de Berta, pues él la ve como una niña. Wilhelm cumple su palabra y se casa con ella. A partir de ese momento la vida de la pareja se complica hasta límites insospechados. Tendrán dos hijos, Rudolph hijo del músico y Berta hija de Wilhelm.

Al comenzar la novela si leemos la sinopsis de la editorial nos puede llevar a confusión porque en ese momento Wilhelm y Berta ya no están juntos y estamos en el año 1963, Berta está en la habitación 66 de un hospital, espacio al que la llevan la gravedad de las circunstancias. Mientras que la historia que nos van a narrar comienza en 1945, final de la segunda guerra mundial, la cual marcará fuertemente la narración, la autora introducirá gran cantidad de saltos temporales que hace que parezca que la novela esta narrada desde el final al principio.

La vida de Berta con Wilhelm esta llena de dificultades, su hijo de trece años tiene cantidad de problemas, no es capaz de hacer amigos, su aprendizaje no es como el de los otros niños, lo que hace que le desplacen a un aula de educación especial. Los niños tratan a su madre con desdén y en ocasiones como a una loca. Berta que con ocho años había sido una estudiante brillante comienza a desarrollar una desidia por los estudios semejante a la de su hermano. Todo esto ocurre cuando Wilhelm se ausenta de la casa durante seis semanas puesto que tiene que trabajar de chófer con un hombre que en un principio le dijo que iban a ser dos o tres días. La ausencia del marido, figura que le da cierta estabilidad a Berta hace que tome una medida drástica que tendrá consecuencias irreparables.

Ganadora del Premio Robert Walser en su primera convocatoria, Fritz recibió el Premio de Literatura de la ciudad de Viena en 1994 y el Franz Kafka de la ciudad de Klosterneuburg en 2001. Gran historia, tremendamente dura que refleja a donde puede llevar la locura a una mujer.

Anuncios