Etiquetas

, ,


muerteMilán, verano de 1981, estamos en la época más dura de los años de plomo. Era cuando se mataba a los mejores: “Matar al mejor era el modo de eliminar la posibilidad de lavarle la cara al Estado, que por definición debía ser malvado y opresor; por eso se cargaban a los sobresalientes; es algo tan fascinante como triste”, de hecho la caída del juez Alexandrini y del magistrado Guido Galli deja tocado al gremio. Giacomo Colnaghi es un fiscal que investiga el asesinato de un político democristiano a manos de un grupo terrorista de izquierda. El hijo del político reclama justicia y quiere matarlo, pero nuestro magistrado querrá entender las causas que llevan a los terroristas a su comportamiento.

Colnaghi es un católico convencido, hijo de un partisano que perdió la vida en la segunda guerra mundial, es un devoto de su trabajo, casado y con dos hijos, aunque es un buen marido no es tanta la atención que presta a su familia como a la magistratura, porque esta convencido que ha venido a este mundo a hacer justicia. Gran amigo de sus amigos, Mario el librero que le regalará libros de Bernanos, que como él “ahonda en la psicología del hombre donde tiene lugar el enfrentamiento entre el bien y el mal, la fe y la desesperación”. Otro de sus amigos será un abogado que estudio con él que no se plantea las situaciones de manera tan profunda, sino que su trabajo es su forma de subsistir no le crea tantos dilemas como a Colnaghi.

El tema central de la historia no es la investigación sino la pregunta que se  plantea nuestro protagonista ¿Por qué tanta violencia gratuita? ¿Qué lleva a los culpables a cometer esos delitos? Colnaghi quiere entender a los otros, trata de buscar la verdad y es muy revelador en la historia el interrogatorio a Gianni Meraviglia, responsable del asesinato de Vissani, cuando le interroga en un aparte y el otro se justifica en uno de los momentos comparándose con los partisanos, algo que Colnaghi no le permitirá, pues le parece que insulta el nombre de su padre.

Muerte de un hombre feliz narra la historia de dos hombres: un padre, frente al poder establecido y la maldad y un hijo dentro del engranaje de la justicia que se tiene que ver todos los días con los terroristas.

Anuncios