Etiquetas

, , , , ,


corazon Parece que la figura de Esther Tusquets da para varios libros, si primero nos hablo su hija Milena en Todo esto pasará, ahora lo hace su cuñada, aunque la protagonista se llame Emma, a poco de avanzar el libro sabemos que es Esther Tusquets por las pistas que va dejando, aunque no sé si todas las anécdotas son reales, mi conocimiento de la editora no es tan amplio ni mucho menos.

Una excéntrica y reputada escritora barcelonesa, de avanzada edad, aparece de pronto en casa de su hermano y, malhumorada y displicente, le espeta: «Como podrás imaginar, he venido aquí a morir»: “Emma” Otra mujer, cuarenta y pocos años, en crisis –roto su matrimonio, sin rumbo profesional–, se lanza a los brazos de su amante en busca de una salida desesperada a la confusión que la embarga: “Clara”. Esta última se empeña en entender a su nuera y para ello hablará con todos aquellos que la conocieron desde joven.

Clara es una mujer tan joven como la hija de la escritora y en su afán de comprenderla establecerá con ella un fuerte vinculo hasta el día de su muerte. Es la que siempre está pendiente de ella, para su marido Héctor, hermano de Emma, la escritora es una mujer que siempre ha ocupado el espacio y que piensa que la mejor manera de abandonar este mundo no es en el estado que se encuentra. Ante la escritora se muestra sumisa y a veces llega a alterarla y a asustarla esa vida que llega Emma, con las criadas los médicos, sus pataletas.

Es curioso con la facilidad que hablan de la enfermedad y de la muerte, tanto la hija como el hermano de Emma, a Clara esto le resulta difícil de asimilar y se vuelca en la escritora en arreglar sus asuntos con el servicio, en transcribir sus ideas y pasarlas a ordenador. Mientras su hermano intenta ordenar la vida caótica que llevaba Emma, en cuestiones económicas.

Hay algo infantil en la conducta de la escritora cuando era joven o al menos a mí me lo parece, cuando habla con Ada, la escritora que la impulsa a escribir lo que en principio era una obra de teatro pero acabo en esta novela, Clara le dice que era su mejor amiga, está en la vida real seria la escritora Ana María Moix, y Ada le aclara que Emma tenia una jerarquía, según la temporada eras la amiga, uno, dos o tres. Y si pasabas de ahí dejabas de tener importancia. En mi opinión una excentricidad ridícula, pero que seguro que habrá mucha gente a la que le parezca muy chic. Ada es la que da título a la novela con uno de sus poemas: Corazón amarillo sangre azul.

“Era fascinante y tenía sus luces y sombras, toda ella era literatura, por dentro y por fuera”, dice. “Y por supuesto que era una enferma difícil de cuidar”. En cuanto a algunos pasajes de cierta dureza, niega que se tratara de demencia senil. “En la novela, el psiquiatra dice que está cuerda, que sólo es una pataleta porque no soporta lo que le pasa. Quizá también hubo alucinaciones”, concede, “por la medicación mal dosificada”. Eva Blanch

tusquets

Anuncios