Etiquetas

, ,


susurrosMiriam Delaney ha pasado tres años sin salir de casa obsesionada por la muerte de su madre. Se pasaba el día viendo series danesas como Bron o The Killing donde las protagonistas, son personajes con los que se puede identificar porque tienen una parte de inadaptadas como ella. Con la única que se relaciones es con su amiga Fenella, que es quien la provee de objetos del exterior y con Boo, su vecino que viene a cuidarla el jardín.  No es capaz de hablar alto, sólo susurra. Un día de agosto, para enfrentarse a sus miedos, decide internarse en el bosque que hay cerca de donde vive.  Como no sabe que hacer irá al cine, y por la noche llevada por un impulso se adentrará en el bosque allí se encuentra con Ralph Swoon en una cabaña. Ralph es un psicoterapeuta que tiene dos hijos gemelos de dieciséis años y una mujer fanática de las redes sociales, que no está enamorada de él. Cuando el día de su cumpleaños la encuentre en un armario besándose con una amiga, su primera reacción será salir corriendo e internarse en el bosque.

El encuentro entre estas dos personas es curioso, Ralph acepta a Miriam, tal y como es, a pesar de que le sorprenda que no viva en el mundo actual, no tiene teléfono móvil, ni sabe de tecnologías ni nada parecido, para Ralph esto es algo digno de elogio y Miriam pasa unos días con él en la cabaña y será al único que le relatará lo que le hizo permanecer en su casa durante tres años, esa madre malvada, mentirosa y castrante que la convirtió en una mujer temerosa.

Durante un tiempo Ralph se irá a vivir a casa de Miriam hasta que se aclare las ideas, se plantea la relación con su esposa y si debería haberse casado con ella. Mientras, su mujer está convencida que Ralph no fue la opción adecuada en el momento en que se casaron y va a buscar a la mujer de la que estaba enamorada.

La novela es la primera obra de la autora que no esta nada mal, pues ahonda en la psicología de los personajes, añadiendo buenas dosis de humor. Contrarrestado en otras ocasiones por una realidad bastante dura.

Anuncios