Etiquetas

, , , , , ,


tiempoNo hace mucho que Rafa, un niño delgaducho de diez años, vive con su familia en el pueblo toledano de Villanueva, y sin embargo, siente que sus nuevos amigos, Lito y Adolfo, son los mejores que ha tenido en la vida. Juntos pasan las tardes entre chapas, cromos, y retransmisiones de partidos por la radio. Matías Prats narra las victorias del equipo favorito de los rapaces, el Real Madrid, que está cosechando grandes éxitos en la competición europea gracias a una de sus figuras más destacadas Alfredo Di Stéfano, la Saeta Blanca. El tiempo discurre apacible para estos niños que asisten juntos a la llegada del cine a los pueblos, los vítores y la emoción de los triunfos del balompié mientras descubren la pureza de la amistad y asisten juntos a la apertura de un país que empieza poco a poco a lamer sus heridas. Sinopsis de la editorial).

El tiempo de las ilusiones sencillas es una novela sin demasiadas complicaciones que habla ante todo de la amistad de tres niños en la posguerra, a finales de los cincuenta, niños de muy diferente condición, mientras que Rafa es el hijo de un franquista respetado en el pueblo, los otros dos son hijos de republicanos, uno tiene un padre borracho que perdió una pierna en la batalla del Ebro y el otro sólo vive con su madre porque su padre se marchó a Alemania y dejo a su madre a su suerte.

A los niños les une no sólo el fútbol sino también el enfrentamiento a los abusones del pueblo, el no querer ponerse la camisa azul de la falange cuando hay algún acto oficial y sobre todo su admiración a Alfredo Di Stéfano.

La novela me parece un tanto subjetiva en su enfoque, parece que la posguerra era un tiempo de felicidad para la gente, sobre todo para los niños, aunque el autor no deja de reflejar las dificultades que pasa gran parte de la población. Y el fascista encargado de aterrorizar al pueblo en ocasiones queda eclipsado por el alcalde, que nos lo presenta como alguien más bondadoso. Mi impresión es que no en todos los pueblos ocurría lo mismo.

La novela, yo lo mismo la pondría para un publico adulto que juvenil, para que se fueran acercando al tema de la guerra civil y de la posguerra de un modo más amable, como en este caso.

Anuncios