Etiquetas

, , , , , , ,


rayosjpg Fidel Centella un joven que tiene dificultades para orientarse, una noche sale de casa de sus padres en pijama y se ha dejado la llave dentro, esa será la señal para tomar la decisión de mudarse a casa de sus amigos los Rayos.

Los rayos son Iu, Brais, Justo y Fidel, se conocieron cuando eran pequeños en el Colegio Amarillo, ese amarillo que tanto le gusta a Miqui Otero y que aparece en la novela haciéndonos algún que otro guiño. Aunque parezca extraño han seguido manteniendo su amistad a lo largo de los años y ahora que tienen 24  han alcanzado su independencia, un tanto pueril pero independencia, porque en el fondo se siguen comportando como niños.

Además de narrarnos las peripecias de los jóvenes, con el personaje central de Fidel Centella, Otero nos presenta a unos padres que emigraron de Galicia a Cataluña en los 70. Las dificultades de los primeros tiempos, las relaciones paterno-filiales y las enfermedades de los progenitores que tanta mella hacen en las más de las ocasiones en los hijos, a los que les cuesta afrontar a estos conflictos.

El personaje de Tinet representa la crisis. Ese momento que es aprovechado por muchos para hacer que vendan sus casas a un precio irrisorio o son desahuciados por no pagar el plazo de la hipoteca, eso que ha venido ocurriendo de manera tan frecuente en los últimos tiempos.

En su relación con las mujeres, Fidel como en todo está desorientado, por una parte esta Bárbara que es el pasado, es el colegio, las travesuras, robar en las tiendas por robar y el presente es Diana, esa niña de Sarriá pero que pinta las uñas a la abuela de Fidel como lo más natural del mundo, porque el mundo ha cambiado y aunque en esos barrios es donde se planifica el cambiar la ciudad echando a la gente de sus casas, también surgen chicas con buen corazón.

Los personajes de Miqui Otero son cálidos, son esos amigos que desearías conservar toda tu vida y que se mantuvieran como ahora, que sin palabras saben lo que necesitas y te ayudan en los momentos difíciles, te diviertes con ellos sin complicaciones. Rayos es ante todo la historia de una amistad.

La novela de Miqui Otero ha sido declarada novela del verano, para mí es una novela para todas las estaciones, de esas que deberían leer muchos jóvenes y no tan jóvenes para aprender a valorar la amistad, la familia y a esos personajes como Tinet que nos enseñan tanto de la vida.

Anuncios