Etiquetas

, , ,


relatosUna chica que espera la llegada de su amor en una pequeña población sureña, dos señoras de mediana edad que elucubran sobre el arte de asesinar maridos, un condenado en fuga, dos chicos perdidos en una zona pantanosa, un niño que recibe como ansiado regalo un perro, una anciana solitaria e incomprendida, una mujer negra del Sur que viaja a Nueva York para trabajar como cocinera, una muchacha que parece tenerlo todo y a la que un gesto motivado por los celos le transformará la vida… Éstos son algunos de los personajes que pueblan los cuentos tempranos de Truman Capote reunidos en este volumen.

Volver a leer a Capote es recordar las lecturas de mi adolescencia en las que me fascinaban los personajes del autor, aquellas solteronas en el arpa de hierba que se van a vivir a la casa del árbol o los protagonistas de otras voces, otros ámbitos. Más tarde leería Desayuno en Tiffany’s pero como había visto la película no me impacto tanto y aunque a mucha gente le guste muchísimo A sangre fría, a mí me gusta mucho más el retrato que me hace Capote del sur, con esos personajes tan peculiares que siempre mantienen una relación cordial con los negros, como los personajes de Carson McCullers, en los que en ocasiones encontraba un cierto paralelismo, aunque los de esta última siempre me parecían más atormentados.

Los relatos tempranos de Capote son más flojos que sus obras posteriores, pero para ser escritos por un adolescente ya apuntaban maneras. Lo normal seria encontrar una prosa llena de florituras, pero el lenguaje es preciso. Algunos reflejan la carencia de afecto de Truman por parte de su madre, sobre todo en ese relato llamado Esto es para Jamie, en el que Teddy conoce a la madre de un niño llamado Jamie, que esta enfermo y al que su madre saca a pasear el perro, a Teddy le parece que Jamie tiene mucha suerte por tener una madre que le ha comprado un perro y le lleva tebeos, el quisiera tener una madre así, la suya no le hace caso y siempre esta fuera de casa en cócteles y fiestas.

En estos relatos aparecen personajes marcados por la envidia o la mentira como es el caso de Louise, relato en el que se remarca la importancia de la raza para estar en determinado colegio. En otros aparecen las serpientes tan frecuentes en esos pantanos del sur, y en muchos de ellos se refleja la adolescencia y la infancia, las más de las veces marcada por la tristeza.

Como siempre Capote refleja a esas señoras parlanchinas entradas en años en este caso serán dos mujeres que hablan de como asesinar maridos. La segregación racial como en Terror en el pantano o La tienda del molino.

Volver a leer a Truman Capote es evocar otras voces, otros ámbitos que ya no están en mi vida.

Anuncios