Etiquetas

, , ,


ascendenciaSegunda novela de Alexandre Postel que como siempre nos plantea dilemas éticos, aunque esta me parece bastante inferior a la primera.

Un joven al que se le ha muerto el padre vuelve a la casa paterna para organizar el sepelio mas cuando llega allí se encontrará una gran sorpresa.

Cuando está tranquilamente en la casa después de haber acordado como procederá a enterrar a su padre comienza a oír unos ruidos procedentes del sótano, al bajar se encontrará con una joven encerrada en una jaula que apenas habla y no soporta la luz solar.

A partir de este momento se queda tan aterrado y sorprendido que no sabe que hacer, él se dedica a vender teléfonos móviles, por lo que cuenta con un dispositivo, ¿por qué no llama desde el primer momento? La novela se moverá por una serie de incidentes y movimientos a la desesperada de nuestro protagonista que cada día que pasa se dice que ya llamará al siguiente, puesto que el descubrimiento en torno a su padre se torna más increible a medida que pasa el tiempo.

Al leer la historia sabes que lo que impulsa al protagonista a no llamar por teléfono es la vergüenza ajena por la conducta de su padre que una vez muerto no le estigmatizará a él sino a nuestro protagonista. El sentimiento de culpa es lo que hace que el hijo no cuente lo ocurrido y cada vez que llaman al timbre de la casa de su padre siente que vienen a por él.

Todo ocurre en el plazo de cinco días y será su psiquiatra quien le pide que narre los hechos.

Aunque la novela puede llegar a ser aterradora, la virtud de Alexandre Postel es que nos lo narra de una manera sencilla y tranquila.

La portada como en la anterior ocasión de Paco Roca, es ilustrativa del libro, la casa representa al padre, un hombre grande que se devora a ese hijo pequeño que va a entrar en ella.

Esta novela ha recibido el premio Landerneau 2013.

 

Anuncios