Etiquetas

, ,


lamodistaEn los años cincuenta, tras pasar parte de su vida como modista de alta costura a lo largo y ancho de Europa, Tilly regresa a Dungatar, la pequeña localidad australiana donde pasó su infancia. Llega convertida en una hermosa y glamurosa muchacha que contrasta con la grisura de los vecinos del pueblo: basta verla caminar con su maleta a cuestas para darse cuenta de que la vida puede ser menos aburrida si los pliegues de una falda están bien colocados.

Tilly una joven que salió por patas de un pueblo perdido de Australia, vuelve a él pasados varios años. La joven se tuvo que marchar del pueblo por un incidente en su pasado que trajo aparejada la muerte de un niño. Fue en cierto modo una muerte accidental, pues Tilly ya estaba cansada de que los niños se mofaran de ella por ser la hija de la loca del pueblo y de no tener un padre reconocido, en realidad la muerte del niño fue provocada por él, no os voy a destripar como.

En el tiempo que ha estado fuera se ha convertido en una modista de renombre y ha trabajado con modistos como Balenciaga, además de haber viajado por medio mundo como España, Francia…Un suceso desgraciado ha hecho que vuelva a su pueblo a ver a su madre que se encuentra en silla de ruedas, con la intención de volver a marcharse cuanto antes, pero la llegada al pueblo despierta un gran revuelo entre los habitantes del lugar.

Al ver como va vestida, todas las mujeres quieren vestir como ella y se verá saturada de trabajo para satisfacer sus demandas. Excepto alguna, son una panda de mezquinas, que mientras les satisfagan sus necesidades y su ego, pueden olvidar las “antiguas ofensas”. Es curioso hasta donde llega el grado de cotilleo entre ellas, que cuando a Tilly le llegan los pedidos no les duelen prendas en abrir los paquetes.

Nuestra modista no quiere trabar amistad con nadie, pues cree que trae mala suerte a las personas con las que se relaciona y todas ellas tarde o temprano mueren, pero comienza a relacionarse con Teddy, uno de los jóvenes del pueblo que se queda prendado de ella desde el principio y por supuesto no la juzga.

En el momento que llega Tilly al pueblo coincide con la llegada de William un joven que ha ido a la ciudad a estudiar agricultura. Este entablará una relación con Gertrude y a los cuatro días decide casarse con ella. A lo largo de la novela el personaje de Gertrude, posteriormente Trudy sufre una evolución que la lleva a la locura.

Es de destacar el personaje del sheriff, el cual esta fascinado con la modista, pues le encanta vestirse de mujer y los tejidos, botones, puntillas, plumas…que maneja la modista le vuelven loco.

Tilly ha ido al pueblo para vengarse y llevara a cabo su venganza, pero por el camino morirán unas cuantas personas, parece que lleva consigo el mal fario.

La novela no es gran cosa. Tiene gran cantidad de personajes secundarios que a mi me parecen de lo más superfluo y lo único que hacen es enredar la trama, pero esta bien para no romperse la cabeza.

Ha sido llevada al cine por la directora y escritora Jocelyn Moorhouse, con Kate Winslet de protagonista. No sé que tal esta la película pues no la he visto, pero no ha tenido una crítica demasiado buena.

Anuncios