Etiquetas

, ,


hurraHurra por la hermana que salta Ben Brooks desde un aparcamiento de varias plantas y lleva ropa interior sin combinar. Hurra por imaginar un entierro al que van Harry Potter, las últimas vaquitas marinas y los dos Murakamis. Hurra por dormir hasta tarde, las cervezas para desayunar y los universos paralelos donde todo es un poco mejor. Hurra por los tatuajes importantes hechos con tinta de boli y aguja de coser. Hurra por el padre que vive en una tienda de campaña y por la madre que siempre dice «yo también tengo derecho a salir». Hurra por la huida a París, Berlín y Barcelona.

Tras Lolito aparece de nuevo Ben Brooks con Hurra, precedido de una publicidad que dice que es mejor aún que la anterior, yo no lo creo así, he leído en una entrevista que hacían a lectores de la novela, a mí me parece más de lo mismo, pero en este caso enfrentándose a otro problema.

En Hurra el autor nos enfrenta con la muerte, la muerte de una hermana pequeña y la reacción de sus hermanos mayores, las continuas preguntas de que fue lo que llevo a su hermana al suicidio, no os destripo nada, porque es el comienzo de la novela.

Ellen tenía 18 años, trabajaba en un bar, hablaba ruso y tenía una facilidad asombrosa para aprender idiomas, la ofrecen la oportunidad de entrar en la universidad, ella lo rechaza y a los pocos días aparece muerta. La actitud de los dos hermanos frente a la muerte es distinta, pero tiene algo en común, puesto que en el fondo no se diferencian mucho.

Daniel lo afronta de una manera más madura, conoce a una amiga de Ellen y se refugia en ella. Mientras que Adam, es como un niño, adopta una actitud pasiva y se deja llevar por el dolor. Es más para mitigar este dolor hace toda clase de locuras.

Las figuras paternas en este libro están tan tocadas como los hijos, la madre que se quiere separar del marido y este al que el tema de la separación no sabemos muy bien si le afecta o no, se instala fuera de la casa en una tienda de campaña.

En un momento dado, ante una noticia que desconocen los dos hermanos se embarcaran en un viaje, que tendrá como destino París, Berlín y Barcelona, pero a ellos nada les gusta tanto como Inglaterra.

La novela se ha publicado antes en España que en el país anglosajón, a mi me ha gustado más que Crezco y menos que Lolito, pero siempre con un toque de locura, Brooks nos enfrenta a su generación.

PlayGroundNoticias

Anuncios