Etiquetas


la-inconcebible-aventura-del-hombre-que-fue-otroÉdouard Pojulebe es un caballero contable, solitario y no del todo infeliz que se administra una vida litúrgica donde ningún azar perturba el sosiego de lo previsible. Sólo destaca por su extravagante normalidad y por ese apellido inaudito que tantos disgustos le causó durante la infancia. Es verdad que su existencia resulta a veces algo monótona, pero la fortuna quiere que el tedio salte hecho añicos cierto día cuando un individuo se derrumba en la calle sobre su espalda. El desconocido intenta decirle algo antes de que la ambulancia lo traslade a una cama hospitalaria. ¡Menudo soponcio! Nuestro hombre decide entonces investigar los pormenores del asombro y descubre que el interfecto posee también el calamitoso nombre que lo atormenta.

La coincidencia onomástica y la muerte de su tocayo en circunstancias oscuras desencadenan una avalancha de acontecimientos ciertamente incómodos para la mesura de nuestro héroe, que se ve empujado a una fuga nada discreta y, lo que es aún más grave, a reinventar su propia persona, tarea heroica donde las haya. Porque no es fácil ser otro.

La novela aunque la editorial la publicité como cargada de humor a mi no me ha hecho demasiada gracia, es más en un principio el argumento me parecía de lo más absurdo.

Un hombre apellidado Pojulebe que vive en Marsella, extraño apellido en Francia, encuentra en París un tocayo y entonces se acerca a conocerlo, más cuando se encuentra con él, se cae en mitad de la calle y le dice a su tocayo que le coja algo del bolsillo, esto despertará el interés de nuestro autentico protagonista Edouard Pojulebe, que quiere ir con el hombre en la ambulancia al hospital, pero los enfermeros no le dejan.

Al poco tiempo va a visitarlo y se encuentra en coma, mas unos días mas tarde se entera por la prensa que el hombre ha sido asesinado, temiendo que le culpen de la muerte huye de Paris y cambia de imagen, este planteamiento a mi he decir que me parece bastante tonto, no hay ninguna razón para que le culpen. Aunque luego aparecen indicios que apuntan a él, pero creo que todo esto se podía haber evitado yendo a la policía. La autora aquí nos deja patente lo poco que creen los franceses en sus fuerzas de seguridad.

A partir de aquí nuestro hombre inicia un peregrinaje que le llevara al Sur de Francia cerca de donde vivió el Pojulebe muerto, donde intentará descubrir lo que ha pasado, en este periplo entablará nuevas relaciones, lo que le harán crecer como persona y hacerse más fuerte y confiar más en si mismo.

Todo le lleva a plantearse la vida que ha vivido, la relación entre sus padres, las mofas de sus compañeros y saldrá reforzado de esta búsqueda. La novela va ganando a medida que avanza, pero a mi hay partes que se me han hecho bastante pesadas.

La conclusión a la que llegas es que desde un planteamiento bastante simplón y sin demasiado sentido, hace que un hombre cambie totalmente su forma de ser por una casualidad de la vida.

 

Anuncios