Etiquetas

,


chicas_felizmente_casadasSinopsis: A mitad de los años cincuenta del siglo pasado, Kate y Baba, dos amigas tan distintas como complementarias, vivieron su infancia en los bellos paisajes rurales de la Irlanda profunda, rodeadas de un sinfín de personajes, algunos entrañables y otros maravillosamente detestables. Tras pasar por un internado y dejar atrás a sus singulares familias, se instalaron en Dublín y se abalanzaron sobre el amor en todas sus formas conocidas, no todas «convenientes», desde luego, y no siempre con fortuna… Pero han pasado los años, e Irlanda y los años de juventud quedan lejos.

Edna O’Brien termina esta trilogía que comenzó con Las chicas de campo, La chica de ojos verdes y ahora esta novela que nos deja un regusto bastante amargo. Si en las dos anteriores el papel protagonista lo ocupaba Kate sobre todo en la segunda, en esta la autentica protagonista sera una irónica Baba.

Kate y Baba ya se han casado, la primera con el amor de su juventud y la segunda se casa con un autentico zoquete con dinero. Al comienzo de la novela el matrimonio de Kate ya esta acabado y ella se ha buscado una especie de amor platónico para resurgir ese amor que conoció antaño. Su marido se entera de la historia, la echa de casa y le impone unas condiciones muy rígidas para ver a su hijo.

Baba se ha casado con un nuevo rico el cual se ha enriquecido gracias a la  construcción, desde su parte frívola siempre ve las ventajas de este matrimonio aunque no quiera a su marido. Llevara una vida llena de comodidades y se relaciona con los nuevos ricos de la ciudad. Tendrá una hija con otro hombre, pero su marido a pesar de todo la adopta, por supuesto si no se entera nadie. Baba acepta las condiciones de Frank y seguirá con su vida de apariencia.

En esta tercera entrega la peor parte se la lleva Kate a la cual separan de su hijo pues su marido se va a vivir a las islas Maldivas de la noche a la mañana sin decirla nada y llevándose a su hijo. A partir de este momento comienza su decadencia, aunque vuelve a reencontrarse con su hijo, ya no es la Kate de antes. En los últimos años de su vida se ira a vivir a las afueras de la ciudad en una casita rodeada de plantas.

Aunque siguen conservando su amistad y siendo cómplices, Kate y Baba se irán alejando, en principio porque Frank el marido de Baba no soporta a Kate y luego poco a poco por desidia. Ninguna de las dos han visto cumplidos sus sueños y sus ilusiones de juventud, en ninguno de sus aspectos.

Esta novela corrosiva y llena de vida no sólo trata sobre matrimonios felices (más bien lo contrario), sino también sobre el poder de la amistad a través del tiempo y de las miserias, de todo tipo, que muchas mujeres han tenido que soportar durante siglos… Así, la voz de Kate, que nos habla siempre desde un tono grave y por ello al tiempo algo ingenuo, se alterna con la de Baba, que con su desenvoltura y sarcasmo nos hace reír… y también pensar. Ambas nos guían a través de los pequeños y grandes momentos de la existencia hasta un maravilloso epílogo, tan real, según los tópicos, como la vida misma.

Reseña en los libreros recomiendan

Anuncios