Etiquetas

, , ,


tarde Septiembre de 1995. Omar Razaghi, un doctorando de la Universidad de Kansas, envía una carta que cambiará su vida. La carta va dirigida a los albaceas del famoso escritor Jules Gund y en ella Omar les pide permiso para escribir su biografía. Los tres albaceas: su viuda, Caroline, su hermano, Adam, y su amante y madre de su hija, Arden, se niegan a dar su autorización; sin embargo, Omar, espoleado por su novia, decide viajar a Uruguay, donde estos viven, para intentar convencerlos.

El consenso al que los albaceas habían llegado respecto a la biografía se ve amenazado con la llegada de Omar; su presencia pondrá también en cuestión algo más profundo: el precario equilibrio en el que la peculiar familia del autor vive tras su muerte. (Sinopsis de la editorial)

He de decir que en estos días tan convulsos que hemos vivido aquella tarde dorada ha sido una autentica vía de escape a tanto dolor y desconcierto.

La última novela de Cameron nos narra la historia de unos personajes complejos, que viven en Uruguay desde hace tiempo cuando se trasladaron unos desde Alemania y otros de Estados Unidos a vivir en Ocho Rios, la finca donde el escritor Jules Gund se había refugiado a pasar sus últimos días tras escribir su única novela: La Góndola.

Ahora un estudiante de la Universidad de Kansas quiere realizar una tesis biografiando a Gund y para ello debe tener el consentimiento de los tres albaceas que serán, su hermano Adam y por otro lado las dos mujeres en la vida de Gund, la caprichosa esposa: Caroline y su amante Arden. Para conseguir su propósito Omar se desplaza hasta Uruguay, convencido por su novia, pues el ya lo daba todo por perdido.

Al llegar a Ocho Rios es consciente de que con Adam no tendrá ningún problema pues es el único que esta a favor de que la biografía se publique, pero no todo es tan sencillo, pues Adam le pedirá un enorme favor a cambio.

Las mujeres en un principio se muestran en contra, mas Arden cuando conoce a Omar cambiara de opinión, mientras que Caroline se seguirá manteniendo en sus trece. En realidad es extraña la convivencia de estas dos mujeres en la misma casa a lo largo de los años, amante y esposa llevan viviendo juntas desde que murió el escritor. Caroline se pasa la vida en su torre pintando cuadros o más bien haciendo copias de cuadros, mientras Arden lleva una vida medianamente apacible cuidando de su hija Portia y trabajando en el jardín con Pete el amante de Adam.

La llegada de una persona nueva a sus vidas supone la ruptura de su equilibrio, todos le ven una utilidad para un fin u otro y le mueven a su antojo, mientras tanto Omar se entera que tal vez haya otra novela del autor, también el joven ve el filón aquí.

Tras un periodo de convivencia, accidente incluido en el que Omar casi pierde la vida, cambiará totalmente la visión del biógrafo y las vidas de los albaceas del biografiado.

La novela de Cameron me ha parecido excelente, siempre sabe tocar todos los temas con especial sensibilidad y transmite una especie de calma que pocos autores consiguen. Aunque sus personajes no sean lo más estables del mundo.

“Aquella tarde dorada no quería ir más allá; más que ninguna otra cosa, quería quedarme un rato…

                                             ELIZABETH BISHOP,  Santarém

Excelente reseña de Rodrigo Fresán en ABC Cultural

Anuncios