Etiquetas

, ,


Una revelacion Brutal_135X220Una noche fría y oscura, dos hombres conversan frente al hogar de una cabaña oculta entre la espesura de un bosque de Quebec. Uno de ellos relata una aciaga historia, de dimensiones casi míticas, que culmina en el caos y la violencia. Al día siguiente, la aparición del cadáver de uno de los contertulios conmociona a los residentes de la apacible localidad de Three Pines, cerca de la frontera con Vermont. Desde Montreal acude el afamado inspector Armand Gamache, jefe del Departamento de Homicidios de la Sûreté du Québec, y su equipo de colaboradores, que se encuentran con un cuerpo manchado de sangre que nadie parece reconocer, lo último que uno esperaría en un pueblo que se diría salido de una fábula infantil.

Sin embargo, incluso en las comunidades de apariencia más bucólica, la calidez de sus habitantes, la solidaridad entre vecinos y el ambiente acogedor de sus moradas pueden esconder secretos inconfesables y episodios tenebrosos. Así pues, desvelar el reverso de la idílica postal supondrá para Gamache uno de los desafíos más apasionantes de su carrera. (Sinopsis de la editorial).

Three Pines, un pueblecito en la provincia de Quebec parece un lugar seguro donde nunca pasa nada, se ha convertido en lugar de exilio para algunos de los protagonistas de la historia, tal como Olivier y Gabriel, los cuales han huido de la gran ciudad para refugiarse en él. Olivier viene huyendo de un escándalo laboral y su pareja le apoya. Ambos montaran un bistró, en el que aparece un “vagabundo” muerto.

La aparición del cuerpo hace que salgan a la luz los más bajos instintos de sus habitantes. El problema de Olivier es que el matrimonio formado por Marc y Dominique que han venido huyendo del estrés de sus trabajos, van a montar un spa en el pueblo, por lo que este ve peligrar el futuro de su bed & breakfast así como de su pequeño restaurante.

También encontraremos a una pareja de pintores, constituida por Clara y Peter. Clara es más brillante que Peter, su pintura es mejor y Peter tendrá celos del éxito de su mujer y esconde una gran frustración porque su obra no triunfa.

Sin lugar a dudas el personaje más extravagante de la historia lo constituye la poetisa Ruth Zardo, que se pasea por el pueblo acompañada de su pata. Es una vieja gruñona y bocazas.

Nadie pasa a creer en el pueblo que Olivier haya matado al hombre que ha aparecido en el bistró, pero poco a poco el inspector Gamache y su equipo descubrirán que bajo la apariencia de vagabundo del hombre, no lo era tanto, aunque viviera como tal.

La novela es una obra coral, que se desarrolla en un pueblo donde todo el mundo se lleva muy bien y no esconden ningún tipo de maldad. Pero no todo es blanco ni negro y bajo esa apariencia hay un trasfondo más oscuro. Los secretos, la envidia, los celos…siempre forman parte de todas las vidas.

Es la primera novela que leo de esta autora, es la cuarta de la saga de Gamache, pero desconozco si en España se han tirado las anteriores. Es entretenida pero no de lo mejor que he leído en genero negro en los últimos tiempos. Algunos autores les ha dado por escribir literatura negra en grandes dosis, a veces con cien páginas menos la novela seria mejor.

Reseña en FIAT lux

Anuncios