Etiquetas

, ,


Hace un tiempo en un curso se nos planteaba cual era el futuro de las bibliotecas. Si estaban avocadas a la desaparición o había que reinventarse o incluso cambiar el nombre de biblioteca por otro más atractivo, que no sólo evocara un espacio donde se almacenan libros, sino un espacio para compartir el ocio, un espacio cultural.

Ahora mismo no me interesa demasiado el futuro de las bibliotecas, sino que miro al presente, pues esta claro que las bibliotecas, están pasando un momento de crisis, sobre todo las bibliotecas públicas, ¿por qué? porque dependen de la clase política, sí a los políticos en el poder no les interesa las bibliotecas, no destinaran fondos a las mismas. Y no nos engañemos, excepto cuando se abre una gran biblioteca, los demás momentos de la misma no aportan ninguna foto a la clase política.

¿Qué supone esto? Que las partidas presupuestarias destinadas a las bibliotecas cada vez sean más bajas, esto trae aparejado que no se compren libros, ni material audiovisual, ni sonoro, con la consiguiente decadencia de la biblioteca. Las actividades culturales tienen que trabajar con presupuesto cero, contando con el buen hacer de los trabajadores y el agradecimiento a aquellas personas que realizan actividades en la misma sin cobrar nada.

Estoy totalmente convencida de que una biblioteca funcionará, aun con todas estas carencias si el personal se involucra en su trabajo y dinamiza la misma, mediante centros de interés, club de lectura, cuentacuentos, cine, exposiciones, conferencias, mas para el personal supone un esfuerzo extra que pocas veces es valorado, pero para los que amamos los libros, el cine, la música y las bibliotecas, a la larga ese esfuerzo en algunas ocasiones se ve recompensado. Yo en ocasiones me he desanimado, a los que empezáis vuestra carrera como bibliotecarios os animo a no dejaros vencer, tal vez, tarde o temprano la crisis se acabe.

Y con que tan sólo una vez al mes una persona me diga que mi recomendación le ha parecido acertada o le ha hecho pasar un buen rato para mí es suficiente.

Hoy, 24 de octubre día de la biblioteca os recomiendo los siguientes libros que están íntimamente ligados a ella.

amores-bibliomanoasselineau-208x300

 

 

 

 

 

 

 

 

el lectorcomo aprendi a leer agnes desathre.cdr

 

 

 

 

 

 

 

 

“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”. Jorge Luis Borges

“El amor de las bibliotecas, como en la mayoría de amores, se debe aprender” Alberto Manguel

“El activo más importante de cualquier biblioteca se va a casa cada noche: su personal” Timothy Healy

“El libro que no se dirija a la mayoría (en número e inteligencia) es un libro tonto” Charles Baudelaire

 

Anuncios