Etiquetas

,


padreSinopsis: Polo tiene 14 años y crece en el seno de una familia algo desordenada. En su opinión, su madre es «fea y paralítica», su hermana «una golfa que está mal de la cabeza» y su padre tiene una de las peores ocupaciones que puede tener un hombre: mujer de la limpieza.

Mi padre es mujer de la limpieza es una comedia ligera pero con ciertos toques de dramatismo, Polo vive en París su padre es mujer de la limpieza y su madre esta en casa en una silla de ruedas viendo la tele y leyendo revistas.

Polo es un joven que lee y su padre se ha encargado que vaya a un instituto por encima de sus posibilidades económicas, en el instituto se enamora de una joven pero esta será una buena amiga pero no llegaran a más. Mientras todos sus compañeros están de vacaciones en España, Italia etc, Paul para equipararse a ellos dirá que ha pasado el verano en Sicilia, pero cuando le preguntan por sus vacaciones el intenta esquivar las preguntas.

Así es la vida de Polo, nada es como él desea. Como todo adolescente detesta su entorno familiar, a su madre a su hermana, al único que respeta es a su padre, pero la vida de Polo dará muchas vueltas y el final de la novela es tremendamente irónico, pues su forma de vida se parece mucho a  lo que despreciaba en su juventud.

Novela corta, pero para mí totalmente prescindible. No me ha llegado en ningún momento. No ha conseguido que conecte con el protagonista ni con un tema tan manido como el que trata.

Con una lucidez desconcertante, a través de palabras incendiarias, Polo expresa la pérdida de su inocencia con una espontaneidad tan insolente como legítima. Sencillamente porque su armadura de guerrero está sembrada de palabras tiernas y al mismo tiempo alegremente crudas. Este refugio textual pone de manifiesto una bella tensión entre el deseo de emancipación, de sueño de realización y un universo familiar que no inspira el éxito. (Opinión de la editorial).

Azzedine habla de su obra y de su cultura

Anuncios