Etiquetas

,


la ira del fenixSinopsis: El grupo de homicidios de los Mossos d’Esquadra de Barcelona se encuentra inmerso en la investigación de un asesinato macabro mientras se produce una extraña desaparición.

La relación entre estos dos hechos llevará al grupo, con su sargento al frente, a vivir un episodio totalmente inesperado que no solo afectará al caso, sino que cambiará profundamente las vidas y el destino de los investigadores. La ciudad de Barcelona será testigo del desafío entre la mente criminal de un psicópata y los conflictos entre el bien y el mal del policía que ha de darle caza.

Ya dentro de Barcelona Negra ayer vi a Rafa Melero que presentaba su novela dentro de la Mesa Redonda: Barcelona capital de la novela negro-criminal europea. He de decir que si algo no me gusto de la Mesa es que la lengua vehicular fuera el catalán por lo que no me entere mucho de lo que hablaban a excepción de Cristina Fallarás que hablo en castellano y Rafa Melero que también lo hizo en la mayor parte de ella el resto de los autores hablaron en su lengua lo que es un inconveniente para los que nos desplazamos desde otras Comunidades autónomas para disfrutar de Barcelona Negra.

La ira del fénix es una novela que empieza con fuerza pero va perdiendo contundencia poco a poco hasta que llega un momento que parece una especie de bestseller americano con el enamoramiento de los protagonistas incluidos.

Creo que en el comienzo se propone un buen planteamiento y una buena descripción de como funciona el cuerpo de los mossos d’esquadra en Cataluña, la figura de Xavi Masip una especie de ídolo a seguir por sus compañeros, pero que tiene unos principios y una forma de funcionar en la que algunas veces se salta todas las reglas para que la justicia funcione.

La desaparición de uno de los compañeros del grupo hace que surja la desconfianza no dentro del propio grupo sino dentro del cuerpo, apareciendo este como principal sospechoso. Pero una vez que Masip es apartado de la investigación para mi la novela empieza a decaer y nos pone delante un personaje que parece un superhombre.

Pero en otros momentos tiene que recurrir a su lado más oscuro para solucionar los problemas. La novela se deja leer, es una lectura amena, pero creo que carece de originalidad. Lo más original para mi en ella es que nos acerca un poco al funcionamiento de los mossos. Es más en la pagina 60 más o menos ya me imaginaba quien era el asesino. Creo que es un punto flojo de la novela porque es bastante predecible.

El autor nos relato que había puesto ese nombre al detective en homenaje a su hermano Xavi muerto en accidente de moto hace unos años y Masip por un sargento también muerto. Creo que esto dice bastante del autor.

“El comienzo de La ira del fénix es por muchas razones memorable: una prolepsis (lo que en cine llaman flashforward), esto es, algo que corresponde al desenlace de la historia y que el narrador nos adelanta. Y ese algo es ni más ni menos que el héroe y protagonista, Xavi Masip, sergent de los Mossos e investigador de homicidios, sacando de Barcelona un cadáver en el maletero de su coche para deshacerse de él en una zona rural, arrojándolo a un depósito de purines. Lo que fuerza a leer la novela como un desafío que el autor se hace a sí mismo, y al que convida al lector: el de ser capaz de justificar narrativamente que el tipo con el que vamos recorriendo la historia de la mano vaya a acabar haciendo algo que representa un delito y no precisamente leve.

                                                                       Lorenzo Silva

Anuncios