Etiquetas

, , ,


el-libro-de-los-viciosSinopsis: En veintinueve capítulos y a través de un puñado de personajes que recorren toda esta «casi novela» con sus vicisitudes, el autor desgrana su visión ácida del mundo moderno. Antes la gente tenía más vicios, fumaba en los bares, comía carne sin complejos, apreciaba más lo inesperado, actuaba con pasión. Ahora, en cambio, se prohíbe fumar, todo el mundo bebe menos en las fiestas, come sano y practica deporte, las ciudades parecen fotocopiadas unas de otras y lo «ecológico» triunfa por doquier. Quiere celebrar la ciudad como un lugar repleto de aventuras en cuyas callejuelas esperan las amantes más bellas, pero constata con horror cómo proliferan en ella los horrendos centros comerciales. Lamenta que en el mundo de hoy todo lo informal y erótico se combate, y todo lo pornográfico, en cambio, goza de la aprobación general.

El libro de los vicios se compone de 29 capítulos: Orgullo, Amabilidad, Luminosidad, Lisura, Salud, Disciplina, Cólera, Fumar, Habitar, Pasear, Regalar, Libertad, Celebrar, Beber, Valentía, Francia, Moda, Reír, Levantarse, Sexo, Arte, Crítica, Satánico, Ejercicio, Magia, Técnica, Belleza y Amor.

A través de todos ellos hace una reflexión sobre la sociedad alemana de hoy en día y sobre los convencionalismos del mundo moderno, como en la actualidad hay tal cantidad de cosas prohibidas que a veces parece que es más lo que se nos prohíbe que lo que se permite.

Todo esta mal visto: fumar, beber, comer, no vestir adecuadamente, en cambio, hacer jogging hoy en día es algo que se ve como símbolo de salud, mientras que pasear es una actividad que al lado del jogging no merece ningún elogio. ¿Pero como dice el autor no es mejor pasear por el mero disfrute, que correr en muchas ocasiones por el culto al cuerpo?.

La cólera esta mal vista y expresar nuestras opiniones también, es mejor ser políticamente correctos y no enfrentarnos a los poderes establecidos. Las personas coléricas que expresan sus opiniones tienen muy mala prensa y según la visión del autor en la sociedad actual alguien con un carácter colérico tendrá poco futuro en nuestra sociedad.

Pero si nos ponemos a analizar esa visión que nos da Soboczynski en su obra no es mucho más sensual y agradable a la vista esa mujer fumando un pitillo y tomando un margarita tras la barra de un bar o ese hombre descalzo en un tren al que se le ve la camiseta. Yo creo que es más agradable lo primero, pero en el mundo occidental es algo difícil de ver, porque fumar ya se puede fumar en muy pocos sitios, por no decir ninguno.

Y el aroma a humedad que desprenden los bares ahora que no se fuma o a otro tipo de olores, ¡por favor, no se nos ocurra quejarnos!. Puesto que ahora los padres pueden llevar con toda libertad a sus hijos a esos bares. O la alternativa es el centro comercial los sábados.

He de decir que no conocía al autor pero me ha parecido muy bueno y como siempre la selección de Anagrama impecable.

«Un alegato a favor de la desmesura y una diatriba contra todas las formas de disciplina, reglamentación y ascetismo» (Wiebke Porombka, Frankfurter Allgemeine Zeitung).

«Un libro contra la banalidad de nuestra época y contra las técnicas neoliberales de autosuperación» (Der Freitag).

«Un estilista brillante y un intelectual de pura cepa, sólo que lleno de ingenio y humor» (NDR).

El Cultural

Anuncios