Etiquetas

, , , , , , ,


H418456.jpgSinopsis: En Crónicas del desamor se reúnen las tres novelas que han convertido a Elena Ferrante en una de las voces de más prestigio de la literatura italiana contemporánea. Las tres piezas tienen como protagonista a una mujer, y las tres indagan en el dolor femenino con mano firme, sin concesiones al sentimentalismo. El amor molesto, la primera de las piezas, narra la relación de Delia con su madre Amalia. Mi madre se ahogó la noche del 23 de mayo, el día de mi cumpleaños “escribe la narradora en la primera página”, y de ahí en adelante todo será descubrir quién era realmente Amalia. La segunda pieza, titulada Los días del abandono, cuenta la historia de una mujer joven, madre de dos hijos, que de repente es abandonada por su hombre y tiene que enfrentarse a un nuevo modo de vivir. Sola en Turín, la mujer cae en una espiral de dolor que la paraliza, y Ferrante consigue que sintamos esa angustia de una manera casi corpórea: sus gestos, sus palabras, todo su cuerpo es la pura expresión de un mal oscuro que va más allá de la traición, como si la tragedia griega se hubiera encarnado en el ánimo de una mujer de hoy. Luego, poco a poco, el resurgir, ese nuevo pacto con la vida que ya se hace desde otras premisas, esa madurez tan celebrada que sella con garbo nuestros errores. Cierra la trilogía La hija oscura, donde encontramos a Leda, una mujer que se cree sola y libre en un pueblecito de playa, pero el encuentro con una familia muy peculiar la obligará a revisar las relaciones que ha mantenido con sus hijas y descubrir cuales son los lazos que las unen. Una y otra vez, una trama en apariencia banal se convierte en un arma en manos de Ferrante. Su modo de contar hace daño y alivia a la vez, y eso quizá porque ahí estamos todos, aunque duela reconocerlo.

El amor molesto nos narra la historia de Delia, una mujer de 45 años, que ante la muerte  de su madre en circunstancias poco normales  se vuelve a Nápoles y revivirá toda la vida de su madre y la suya propia.

Una infancia cargada de malos tratos, con un padre celoso y que abandonara a la familia, poco a poco Delia se ve cada vez más identificada con Amalia tanto en el aspecto físico como en la situación en la que se encuentra.

Delia dará vueltas al tema en esa búsqueda: la presencia de Caserta en los últimos días de la vida de Amalia, un hombre que marco a la familia, ¿mantenía Amalia alguna relación con Caserta? ¿Le regalo el la ropa interior?

Una situación asfixiante que la envuelve y en la que nada la satisface. La novela respira por todos los poros una terrible amargura.

Los días del abandono sera la segunda novela que forma parte de la trilogía nos narrara como una mujer es abandonada por su marido de la noche a la mañana sin darle ningún tipo de explicación, dejándola con sus dos hijos. Ante esta situación la mujer se sentirá totalmente desolada y se dejara llevar a una especie de abandono tanto físico como mental. Su casa estará desordenada, sus hijos van sucios al colegio y ella tiene un aspecto desaliñado.

Pronto descubrirá que el marido la ha dejado por una joven a la que anteriormente había dado clases que era su vecina, al descubrir esta situación Olga enloquecerá y para vengarse de su marido se liara con el vecino de abajo, en una relación de un día totalmente degradante.

A medida que pasa el tiempo la situación se ira normalizando y los hijos pasaran tiempo con su padre, en este momento establecerán una competición entre su madre y la novia de su padre en la que Olga siempre saldrá perjudicada.

Pero con el paso del tiempo todo se pone en su sitio y la perspectiva de Olga de la vida sera totalmente distinta.

La hija oscura que es la tercera de las novelas es un antecedente de su posterior trilogía, en ella Ferrante nos pone a Leda como una espectadora de una familia napolitana que la tiene totalmente absorbida.

Ante la presencia de esa familia se pone a analizar su propia vida, su relación con sus hijas y su ex marido y a que punto la llevo en un momento de su vida el volcarse más en su trabajo que en su familia.

Leda se quedara fascinada con Nina, la joven en torno a la que gira el clan familiar que esta al lado de ella en la playa, entre ellas se establecerá un vinculo de admiración,  un día desaparece Elena la hija de Nina en la playa sera Leda quien la encuentre y Nina le estará agradecida de una manera peculiar.

Pero sin saber porque razón, o tal vez por aferrarse a la infancia de sus hijas, Leda se quedara con la muñeca de Elena con el fin de devolvérsela, pero va alargando el tiempo hasta llegar a un final de consecuencias impensables.

Las tres novelas tienen una constante y son las relaciones materno filiales, tres hijas criadas en Nápoles, pero que han rehecho su vida en otras ciudades Delia se fue a Roma para trabajar como dibujante de tebeos, Olga se caso y se marcho a vivir a Turín y Leda es profesora universitaria en Florencia, pero todas ellas llevan a Nápoles metida en la sangre.

Creo que las tres novelas son excelentes y Ferrante domina perfectamente el conocimiento de la psique humana. También he de decir que son más duras de leer que la trilogía que ha escrito con posterioridad.

Crítica en Babelia

Anuncios