Etiquetas

, , ,


erikaSinopsis: La pianista Erika Ewald se enamora durante los ensayos para un concierto de un virtuoso del violín. Si bien la naturaleza de su amor es inicialmente platónico – deleitándose en conversaciones y paseos – poco a poco crece el deseo de la joven. Esta confiesa sus sentimientos, pero considera que todavía no está lista para dar el paso definitivo y huye en el último instante.

Durante un período indefinido de espera, en el que ambos pierden el contacto, Erika comienza a madurar su relación aunque se siente físicamente atraído por el joven artista. Se esfuerza en conseguir una reunión con él, que finalmente logra al acudir a uno de sus conciertos. Pero cuando ella quiere hablar con él, la mira con desprecio, sonriendo desde lejos con una cantante de ópera en sus brazos.

Después de reflexiones iniciales decide vengarse contra él entregándose al primer hombre que pueda. El destino le salva de dar este paso pues ella sabe que nunca volverá a ser capaz de amar a otro ser humano.

La novela de Zweig que es una novela breve de unas 100 paginas en esencia narra lo que os he puesto en la sinopsis, lo importante es la forma en que lo narra, Zweig es un conocedor de la psicología femenina como pocos autores, es más en ocasiones sus libros parecen escritos por mujeres.

Su lenguaje poético, elegante y la delicadeza a la hora de hablar de sentimientos hacen a Zweig uno de los grandes.

Esta es la tercera novela de Zweig que leo, en mi opinión es peor que las otras dos que he leído: Carta de una desconocida y Veinticuatro horas en la vida de una mujer ambas posteriores a esta, una se escribió en 1927 y la otra en 1929, mientras que la obra actual es de 1904, se nota que es un Zweig más joven.

La novela gira en torno al personaje de Erika y como a través de la música se va enamorando del violinista con el que practica, llegan a una simbiosis tal que en muchas ocasiones no necesitan hablar para entenderse. Para Erika sera un amor platónico, pero el violinista es un chico más mujeriego quiere ir más allá.

Cuando se va a enfrentar al encuentro amoroso Erika huirá, pues en cierta manera no se siente preparada para ello y en ese momento ese tipo de pasión amorosa la repugna.

Pasa el tiempo y la protagonista espera recibir noticias del músico, pero no llegan, los sentimientos de Erika han cambiado por completo se ha despertado en ella una pasión desconocida hacia su compañero de cuerda y un día ve la oportunidad de acercarse a él, al enterarse que dará un concierto en un local de Viena, mas cuando le espera en la puerta trasera del edificio le verá salir con una corista, la indiferencia del músico hacia ella sera tal que Erika se siente totalmente traicionada, pues comprende que el amor de ambos no era igual.

A partir de aquí la pianista se dejará llevar y querrá irse con el primer hombre que se encuentre en su camino, como una especie de venganza hacia el violinista, en ocasiones las personas que encontramos en esta vida son más decentes que los personajes idealizados que hemos creado.

La novela es una especie de dramón, pero la escritura de Zweig hace que en vez de eso nos parezca una pequeña joya literaria, aunque una joya menor, pues no llega a niveles de otras obras del autor.

Anuncios