Etiquetas

, , ,


hombremargenSinopsis: Damien North es profesor de Filosofía en una prestigiosa universidad. Viudo, lleva una vida solitaria. Un día es detenido por la policía acusado de haber descargado en su ordenador imágenes provenientes de una red pedófila. El caso genera un gran revuelo puesto que Damien es nieto de Axel North, figura política histórica muy conocida en Francia. A la vista de la terrible acusación, cualquier gesto, cualquier palabra suya puede considerarse una prueba condenatoria. El terrible engranaje empieza a girar…

Esta novela, que te atrapa desde la primera página, no trata de la pedofilia. Esta es sólo una excusa para narrar cómo una decisión judicial puede destrozar la vida de una persona y expulsarla de la sociedad. Para el autor lo importante es acompañar a su personaje en este proceso en el que cambia su percepción de sí mismo al tiempo que la percepción que los demás tienen de él. Una vez inmerso en una situación tan tremendamente perturbadora, ¿es posible volver a empezar de cero?

Para Damien será muy difícil volver a empezar de cero, todos sus compañeros del trabajo asumen que es un pedófilo, su hermano también lo cree y para colmo su abogado le dice que se declare culpable así obtendrá una pena menor y el juez será más indulgente, Damien en un principio se dejara llevar, pero esta serie de malentendidos le conducira a la cárcel.

La sociedad es la primera en emitir juicios sobre North, como siempre sin saber si algo es verdad o mentira cuando algo tiene tintes desagradables lo admitimos como cierto, sobre todo si la persona que lo realiza es una persona introvertida que no se relaciona en exceso con el resto de los personajes que lo rodean. Claro, nuestra conclusión puede ser que ese desconocido tan raro era un pedófilo, así funciona hoy en día la sociedad, hay excepciones, pero tendemos a admitir y creer lo que nos cuentan a veces sin cuestionarlo y luego regodearnos en la porquería que genera.

A North un hombre recto y  aburrido todo esto le supera y cuando sale de la cárcel, reinsertarse en la sociedad para el es un autentico reto, pues siempre será un personaje estigmatizado, pues en el fondo a los humanos siempre nos queda la duda.

Postel con esa ilustración que ha elegido Nórdica de Paco Roca con un dedo culpando a un hombre que cada vez se va haciendo más pequeño y la culpa a su alrededor más grande, esa enorme mano que somos la sociedad, nos muestra con su obra como se puede condenar a un hombre sin tener nada y convertir a una persona en una sombra de lo que fue. Creo que es una novela sabia, pues nos da que pensar.

Alexandre Postel ha recibido por esta obra el Premio Goncourt 2013 a la mejor primera novela y el Premio Landerneau Découvertes.

El País Cultural

Anuncios