Etiquetas

, , ,


soledadcorredorSinopsis: Colin Smith es un joven de clase obrera que vive en un barrio de Nottingham con su madre viuda, el amante de esta y sus tres hermanos pequeños. Su vida no es ejemplar, pero lo será aún menos cuando robe una panadería y acabe en un reformatorio. Una vez allí, se aficiona a correr y, gracias a sus cualidades como atleta, obtiene unos privilegios que no desea para sí. Hasta que finalmente tendrá que elegir entre el éxito como héroe deportivo y la soledad del corredor de fondo. En este volumen, con nueva traducción de Mercedes Cebrián, se reúne una descarnada colección de relatos centrados en el sombrío aislamiento de la clase obrera, en los pequeños delitos que se cometen para salir adelante y en la profunda ira que domina a los habitantes de las ciudades industriales, abocadas a la desesperación. Una realidad que sigue hoy tan vigente como lo fuera hace más de medio siglo.

Tio Ernest, Mr Raynor, el maestro de escuela, El cuadro del barco de pesca, El Arca de Noé, Una tarde de sábado, El partido, La deshonra de Jim Scarfedale, Declive y ocaso de Frankie Buller.

Un libro de ruptura generacional, cumbre de la literatura británica del XX, que ejemplifica a la perfección el carácter del rebelde sin causa.

La soledad del corredor de fondo es el libro de un adolescente que se enfrenta al sistema, cuando acude al reformatorio como tiene actitudes para la carrera, será uno de los corredores que pronto competirá en la competición que enfrenta a este reformatorio con otros, el director le dará un trato de favor que el no desea porque piensa que va a ganar la carrera, pero el corredor se reservara una ultima carta en la manga.

El autor nos quiera demostrar que el paso por los reformatorios en la mayoría de las ocasiones no sirve para mejorar a la persona.

De los relatos breves me han gustado especialmente dos: Tio Ernst que es ante todo un relato sobre prejuicios, malos pensamientos y como cuando alguien realiza un acto bondadoso, el entorno lo ve como algo distinto porque tal vez ellos no fueran capaces de hacer nada igual.

El cuadro de pesca me parece una bonita historia de un matrimonio que se vuelve a ver con el paso del tiempo, destacable el retrato que hace del marido.

Anuncios