Etiquetas

, , , ,


trilogia-milleniumStieg Larsson supuso toda una revolución en el mundo de la novela negra, la llegada de Suecia del fenómeno Larsson tuvo una gran acogida en la mayoría de los países, pero ¿que hacia a Larsson diferente del resto de los escritores de novela negra?, en primer lugar fue la primera remesa de novela negra que nos llego de los países nórdicos, ahora llegan en manadas, es más parece que sólo se escribe novela negra en esos países y nada más lejos de la realidad, la segunda razón y más importante es que Larsson en sus novelas nos planteaba conflictos sociales, de hecho su protagonista es una de las personas más inadaptadas socialmente que podemos encontrar en este mundo, sus carencias son tan patentes que como no se relaciona bien con los humanos lo hace mucho mejor con las máquinas, de ahi que sea una autentica hacker.

Otro punto de conexión con el público de hoy en día aparte de la rebeldía de la protagonista que la hace conectar con muchos jovenes, estoy segura que a muchos les gustaría parecerse a Lisbeth Salander, en algunas facetas a mi también, es la aparición de la red en el libro, las nuevas tecnologías, que Salander sea una hacker hace que el lector la admire, aunque sea desagradable en su conducta su intelecto esta por encima de la media y consigue lo que dificilmente nadie consigue.

De todas formas estoy convencida de que Larsson no invento nada en Suecia antes que el, en los años 60 estuvieron Maj Sjowäll y Per Wahlö, es más el contenido`político y social de las novelas de este matrimonio era mucho más incisivo que las de Larsson.

Os voy a dar mi opinión sobre Larsson creo que si no se hubiera muerto estariamos todos los lectores de novela negra hasta las narices de el, sus novelas iban en declive, y el pensaba seguir con la saga hasta llegar a diez. ¡Que horror!. Creo que la única que realmente merece la pena es Los hombres que no amaban a las mujeres, la segunda en mi opinión bajo mucho el listón y la tercera aunque me resulto entretenida me pareció cargada de violencia.

Lo que no me parecio que estuvo mal fueron las adaptaciones cinematográficas que hicieron los suecos.

Anuncios